¿Sus genes podrían ser los culpables de que su hijo odie el brócoli?

JUEVES, 23 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Con frecuencia, padres e hijos comparten muchos rasgos, incluyendo una aversión al brócoli y a otras verduras de la misma familia.

Unas enzimas nocivas de las bacterias de la saliva podrían ser el motivo, sugiere un estudio reciente.

¿Sus genes podrían ser los culpables de que su hijo odie el brócoli?

Los niveles de estos compuestos son similares en los padres y en los niños, lo que podría ser el motivo de que estas verduras les resulten desagradables a ambas generaciones, sobre todo cuando los niveles son altos, apuntaron los investigadores.

Además del brócoli, este grupo de las Brassica incluye a la coliflor, el repollo y las coles de Bruselas.

Las verduras de las Brassica liberan unos compuestos, llamados S-acetil-L-cisteína sulfóxido, que producen unos sulfuros potentes y olorosos que pueden resultar en bacterias en las bocas de algunas personas, anotaron los investigadores.

En el estudio, que se publicó en la edición del 22 de septiembre de la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, Damian Frank y sus colaboradores de CSIRO, la agencia nacional de ciencias de Australia, investigaron las diferencias en la producción de sulfuro en la saliva de los niños y los adultos. Entonces, analizaron cómo esta producción afectaba a la aceptación de las Brassica.

Los investigadores pidieron a parejas de padres e hijos, entre ellos niños de 6 a 8 años, que calificaran los compuestos aromáticos clave. El trimetil sulfóxido, que tiene un olor a podrido y sulfuroso, fue el que menos gustó a los niños y a los adultos.

El equipo mezcló muestras de saliva con polvo de coliflor cruda, y analizó los compuestos volátiles que se producían con el tiempo. Se encontraron unas diferencias más grandes en la producción de sulfuro volátil entre las personas, pero los niños con frecuencia compartían unos niveles similares con los padres.

Los niños cuya saliva producía unas cantidades altas de compuestos volátiles de sulfuro eran los que más odiaban a las verduras Brassica, pero esto no se observó en los adultos, que podrían haber aprendido a tolerar el sabor. Estos hallazgos podrían explicar por qué a algunas personas les gustan las verduras Brassica, y a otras no, añadieron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Asociación Americana de Psicologías (American Psychological Association) ofrece más información sobre las preferencias alimentarias.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American Chemical Society, news release, Sept. 17, 2021

Comparte tu opinión