¿Sus genes la hacen vulnerable a los sofocos?

MIÉRCOLES, 28 de abril de 2021 (HealthDay News) -- ¿Podrían los genes tener la culpa de sus sofocos?

Una investigación reciente sugiere que sí, que la genética tiene un rol tanto en la intensidad como en la frecuencia de esa característica de la menopausia.

¿Sus genes la hacen vulnerable a los sofocos?

Aunque los sofocos (o bochornos) son comunes, no afectan a todas las mujeres al mismo grado, y los motivos de esas diferencias no están claros.

Se ha sospechado de la genética, porque las mujeres negras tienden a tener más dificultades con los sofocos que las mujeres blancas, y las mujeres chinas y japonesas parecen tener los sofocos más leves, según los investigadores.

Para aprender más, los investigadores observaron a más de 1,200 mujeres de varias etnias, y concluyeron que algunos de los factores genéticos que predicen el envejecimiento reproductivo podrían también estar asociados con los sofocos.

Esto sugiere que la genética podría tener un rol en la predicción de la intensidad y la frecuencia de los sofocos, según el estudio, que se publicó en la edición en línea del 28 de abril de la revista Menopause, de la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society, NAMS).

Comprender cómo los genes afectan a los sofocos es esencial para intentar encontrar tratamientos para gestionarlos, según los investigadores.

"Este estudio encontró que los factores genéticos asociados con el envejecimiento del sistema reproductivo podrían estar vinculados con los síntomas vasomotores durante la transición menopáusica en los distintos grupos raciales y étnicos", comentó la Dra. Stephanie Faubion, directora médica de la NAMS.

"Estos hallazgos nos acercan un paso a poder predecir la experiencia de una mujer con los síntomas de la menopausia, y, por tanto, a ofrecer recomendaciones para la gestión basadas, en parte, en su genética", señaló Faubion en un comunicado de prensa de la NAMS.

"Además, los investigadores quizá puedan utilizar estas variaciones genéticas específicas como objetivos para el desarrollo de nuevos medicamentos dirigidos a aliviar los síntomas vasomotores", planteó. Los síntomas vasomotores en general se describen como sofocos, rubores y sudoraciones nocturnas.

Las investigaciones anteriores han sugerido una conexión entre el índice de masa corporal y la frecuencia e intensidad de los sofocos, aunque esta asociación es compleja y depende de la etapa del envejecimiento reproductivo, según la NAMS.

Unos niveles más bajos de estrógeno también se han vinculado con unos sofocos más frecuentes, y algunos de esos estudios ofrecieron evidencias de cierto solapamiento entre los genes asociados con la edad de una mujer al inicio de la menstruación y su edad natural en la menopausia, señalaron los investigadores.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre la menopausia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The North American Menopause Society, news release, April 28, 2021

Comparte tu opinión