¿Sufrió un ACV? Incluya a estos profesionales en su equipo de rehabilitación

VIERNES, 21 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Cuando alguien sufre un accidente cerebrovascular (ACV), muchos profesionales se reúnen para ayudar al paciente a recuperarse.

El plan de rehabilitación varía según las partes del cuerpo que fueron afectadas por el ACV, así como el tipo y la gravedad del daño.

¿Sufrió un ACV? Incluya a estos profesionales en su equipo de rehabilitación

Los pacientes cuentan con un equipo de médicos que orientan y coordinan su atención a largo plazo. Con frecuencia, incluye a un fisiatra, que se especializa en la medicina física y la rehabilitación; un neurólogo; un internista; un médico de familia; y un geriatra, que se especializa en trabajar con las personas mayores.

Además, una variedad de profesionales ayudan a los pacientes a recuperar las habilidades perdidas, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.

Por ejemplo, un enfermero de rehabilitación puede ayudar a un paciente que sufrió un ACV a reaprender las habilidades que necesita para las actividades básicas de la vida cotidiana. Este enfermero también provee información sobre la atención de salud de rutina, lo que incluye cómo gestionar los problemas de vejiga e intestinos, cuidar la piel, seguir un horario de medicamentos, pasar de la cama a la silla de ruedas y viceversa, además de las necesidades especiales de los diabéticos.

Los fisioterapeutas ayudan a los pacientes con discapacidades relacionadas con las dificultades motoras y sensoriales. Esto puede incluir hacer ejercicios que fortalecen a los músculos y mejoran la coordinación. Los pacientes pueden trabajar para recuperar un rango de movimiento. Una actividad podría ser la terapia de movimiento inducido por restricción, en que se inmoviliza la extremidad que no fue afectada para que el paciente pueda trabajar para recuperar la función en las extremidades afectadas por el ACV.

Un terapeuta ocupacional ayuda a los pacientes a reaprender las habilidades de cuidado personal, a limpiar la vivienda y preparar comidas, mientras que un especialista en recreación terapéutica puede ayudar a los convalecientes a recuperar algunas de sus actividades de ocio.

Como el ACV puede afectar a las capacidades de lenguaje, un patólogo del habla y del lenguaje forma parte del equipo. Este profesional ayuda a los pacientes a aprender a usar el lenguaje de nuevo, o a desarrollar formas distintas de comunicarse, además de mejorar la capacidad de tragar.

Algunos pacientes también tienen un terapeuta vocacional para ayudar a los que necesitan trabajar a identificar sus puntos fuertes, a desarrollar sus currículos, y a asistir con las búsquedas de trabajo y las referencias.

Un trabajador social ayuda con otras necesidades, entre ellas asistir con las decisiones financieras, las decisiones sobre la situación vital, mientras que un psicólogo puede trabajar con el paciente en la salud mental, además de evaluar las habilidades de pensamiento.

Más información

La Stroke Foundation ofrece más información sobre las subvenciones de rehabilitación para los sobrevivientes a un ACV.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institute of Neurological Disorders and Stroke, news release

Comparte tu opinión