SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Su hijo es quisquilloso para comer? Quizá solo sea su personalidad

El temperamento determina qué niños se resistirán a los nuevos alimentos, sugiere un estudio

El temperamento determina qué niños se resistirán a los nuevos alimentos, sugiere un estudio

VIERNES, 4 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Para algunos padres, introducir nuevos alimentos a la dieta de su bebé parece una batalla perdida. Pero quizá la comida en sí no sea el problema. La personalidad podría predecir qué bebés se convertirán en quisquillosos para comer, afirma un nuevo estudio.

Ser más inhibido aumenta las probabilidades de que un bebé se resista a los nuevos alimentos, encontraron los investigadores.

"Desde que son muy pequeños, algunos bebés son más 'exploradores' y reaccionan de forma positiva a las cosas nuevas, mientras que otros bebés son más 'retraídos' y reaccionan de forma negativa a los mismos estímulos", comentó la autora del estudio, Kameron Moding.

"Pero muy pocos estudios han examinado si los bebés muestran conductas similares de acercamiento y retraimiento en respuesta a los nuevos alimentos, y eso es lo que deseábamos investigar", añadió Moding, becaria postdoctoral en la Universidad de Colorado, en Denver.

En el estudio, los investigadores observaron cómo 136 bebés respondían a nuevos alimentos y a nuevos juguetes durante los primeros 18 años de vida. Los hallazgos mostraron que los que se mostraban reservados ante los juguetes nuevos tendían a aceptar menos los alimentos nuevos.

Esto sugiere un vínculo entre la personalidad y las actitudes sobre la comida, dijeron los autores del estudio.

"La consistencia de las respuestas a los nuevos alimentos en relación con las respuestas a los nuevos juguetes fue sorprendente", afirmó Moding en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania.

"No solo se asociaron a los 12 meses, sino que las respuestas también predijeron las reacciones a los objetos nuevos seis meses después. También mostraron el mismo patrón de desarrollo a lo largo del primer año de vida", añadió.

Incluso si experimentan contratiempos, los padres no deben renunciar a hacer que sus hijos consuman una dieta variada, dijo Moding, que recibió su doctorado en desarrollo humano y estudios de la familia en la Universidad Estatal de Pensilvania.

"¡Siga intentándolo! La investigación de otros laboratorios ha mostrado de forma constante que los bebés y los niños pueden aprender a aceptar cosas nuevas si los cuidadores se las siguen ofreciendo", señaló Moding. "Puede conllevar hasta 8 o 10 intentos, pero los bebés y los niños pueden aprender a aceptar y a comer incluso alimentos que al principio no les gustaban".

El estudio aparece en la edición del 2 de agosto de la revista Child Development.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la nutrición.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad