SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Sigue siendo común que se emitan recetas de opioides a adolescentes y adultos jóvenes

MARTES, 28 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Incluso en medio de una epidemia de abuso, todavía se siguen recetando comúnmente analgésicos opioides a adolescentes y adultos jóvenes para afecciones como el dolor de muelas o de espalda, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que entre 2005 y 2015 se recetaron opioides a adolescentes y a adultos en edad universitaria en casi 57 millones de visitas a consultorios médicos y departamentos de emergencias en Estados Unidos.

Fue particularmente común en emergencias: un 15 por ciento de esas visitas acabaron con una receta de un opioide, y solo hubo un declive pequeño en el periodo de 10 años del estudio.

Los motivos de las recetas abarcaban desde fracturas de huesos y torceduras de tobillos a problemas dentales y dolor lumbar, señalaron los autores del estudio.

No está claro con qué frecuencia esas recetas fueron adecuadas o inadecuadas, dijo el Dr. Todd Callahan, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee.

"Lo que podemos decir es que todavía se siguen recetando opioides comúnmente a adolescentes y adultos jóvenes", afirmó. "Y este estudio nos da algunas señales claras sobre cuáles diagnósticos son los que están más relacionados con esas recetas".

Callahan es autor de un editorial publicado junto con el estudio en la edición de junio de la revista Pediatrics.

El Dr. Joel Hudgins, investigador principal del estudio, concurrió en que no está claro cuáles "deberían ser" las tasas de emisión de recetas.

"Pero las tasas son demasiado altas para algunas de esas afecciones", indicó Hudgins, que practica medicina de emergencias en el Hospital Pediátrico de Boston.

Para problemas como el dolor de muelas y de espalda, se recomienda que se pruebe primero con un analgésico no opioide, dijo Hudgins.

Pero el estudio encontró que alrededor de un 60 por ciento de las visitas a emergencias por "trastornos dentales" terminaron con una receta de opioides. Y entre los adultos jóvenes, se recetaron esos fármacos en un 38 por ciento de las visitas a emergencias por dolor lumbar.

Eso es preocupante, porque los adolescentes y los adultos jóvenes tienen un riesgo más alto de abusar de los opioides tras recibir una receta legítima, según Hudgins.

"Es una población de alto riesgo", advirtió, "así que deberíamos tener un cuidado particular al tomar la decisión de recetar un opioide".

Más de 130 estadounidenses mueren cada día de una sobredosis de opioides, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU. Los opioides ilegales, como la heroína y el fentanilo de fabricación ilegal, se han convertido en el mayor problema en los últimos años. Pero los opioides recetados (como OxyContin, Vicodin y Percocet) se vieron implicados en un 35 por ciento de las muertes por sobredosis de opioides en 2017, según las cifras del gobierno.

Y la mayoría de las personas que abusan de la heroína comenzaron con opioides recetados, de acuerdo con el NIDA.

En el estudio actual, los investigadores usaron dos bases de datos nacionales para monitorizar los patrones de emisión de recetas de opioides en pacientes de 13 a 22 años.

No resultó sorprendente que fuera mucho más probable que los jóvenes recibieran esas recetas en el departamento de emergencias que en una visita a un consultorio. En alrededor de un 15 por ciento de las visitas a emergencias se suministró una receta de un opioide, en comparación con menos de un 3 por ciento de las visitas a clínicas ambulatorias.

Cuando se recetó un opioide a los adolescentes en el departamento de emergencias, lo más frecuente fue que se debiera a un problema dental, una fractura de clavícula o un tobillo roto. En los adultos jóvenes, los motivos más comunes fueron el dolor dental, el dolor lumbar y las torceduras de cuello.

Las recetas de los medicamentos en los departamentos de emergencias se redujeron entre 2005 y 2015, pero apenas en un 4 por ciento, mostraron los hallazgos.

Hudgins comentó que "con algo de suerte" el declive ha continuado en años más recientes. También es posible, apuntó, que hubiera cambios en la duración de las recetas, algo que este estudio no pudo examinar.

Ahora, los expertos plantean que cuando se receten opioides, debe ser a la dosis más baja y durante el tiempo más corto posibles.

Callahan añadió que "debemos tener cuidado al recetar opioides, y de recetar la cantidad adecuada".

Tanto él como Hudgins apuntaron que los padres y los adultos jóvenes deben hacer preguntas siempre que se recomiende un opioide. Pregunte si es necesario, y si lo es, pregunte cómo deshacerse de cualquier pastilla adicional de forma segura.

"Dejar que un medicamento recetado se quede en el botiquín aumenta las probabilidades de que se use mal", advirtió Callahan.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los opioides para el alivio del dolor.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad