Si el aprendizaje es divertido, los niños aprenden más

Si el aprendizaje es divertido, los niños aprenden más

VIERNES, 20 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Si es divertido, aprenden.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio canadiense que analizó un programa de enseñanza en kindergarten que favorece a las actividades divertidas y de socialización en lugar de las lecciones en que los niños están sentados. Al final, el programa innovador pareció dar a los niños ventajas respecto a la lectura, la escritura y la aritmética.

Al mismo tiempo, el método pareció reducir el acoso escolar, al mismo tiempo que ayudaba a fomentar unas mejores habilidades sociales, señalaron los autores del estudio.

El programa, llamado "Tools of the Mind" (algo así como "herramientas de la mente"), fue creado inicialmente en 1993 por dos investigadoras estadounidenses, la Dra. Elena Bodrova y la Dra. Deborah Leong.

Su meta era hacer que el aprendizaje fuera más divertido y productivo, tanto para el maestro como para el estudiante.

"Antes de que los niños tengan la capacidad de sentarse durante periodos largos y absorber la información de la forma en que se presenta tradicionalmente en la escuela a través de las lecciones, se les debe permitir ser activos y se les debe animar a aprender al hacer", aseguró la autora del estudio, la Dra. Adele Diamond.

Diamond es profesora en el departamento de psiquiatría de la Universidad de Columbia Británica. Los hallazgos de su equipo se publicaron el 17 de septiembre en la revista PLOS One.

En el estudio, el equipo de Diamond evaluó el currículo de 351 estudiantes de kindergarten en 18 escuelas de Vancouver y Surrey, en Columbia Británica.

El "juego social dramático" es el núcleo del programa, que busca fomentar el aprendizaje a la vez que mejora el autocontrol y la capacidad de llevarse bien con los demás del niño, además de su capacidad de prestar atención, recordar cosas, razonar, hacer planes y mantenerse mentalmente flexible.

Esas "habilidades de funcionamiento ejecutivo son necesarias para el aprendizaje, y con frecuencia se asocian de forma más firme con estar preparados para la escuela que el coeficiente intelectual (CI)", señaló Diamond en un comunicado de prensa de la universidad.

Investigaciones anteriores habían indicado que el método ayuda a mejorar las calificaciones de lectura y matemáticas. Pero el estudio más reciente es el primero en indicar que el currículo también mejoró las habilidades de escritura.

Además, los niños cultivaron unas habilidades sociales y emocionales más fuertes, por ejemplo al sentir una mayor inclinación a ayudar a los demás y un mayor sentimiento de comunidad.

Y resulta que los maestros también se benefician, afirmó Diamond, que también es la catedrática de Canadá de investigación en la neurociencia del desarrollo cognitivo. Porque aunque el programa ayudaba a los niños a que el aprendizaje les hiciera sentir más gozo, también ayudaba a los maestros a sentirse más emocionados y energizados por la enseñanza.

Más información

Aquí podrá encontrar más información sobre el programa Tools of the Mind.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión