SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Según la CBO, 23 millones de personas perderían su seguro con el proyecto de ley de atención médica de la Cámara de Representantes

Aunque las primas podrían bajar a largo plazo, muchos estadounidenses se enfrentarían a unos costos de desembolso mucho más altos

Aunque las primas podrían bajar a largo plazo, muchos estadounidenses se enfrentarían a unos costos de desembolso mucho más altos

MIÉRCOLES, 24 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- El proyecto de ley propuesto por los republicanos para revocar y reemplazar la Obamacare que aprobó la Cámara de Representantes este mes resultaría en que 23 millones de estadounidenses pierdan su cobertura de seguro médico, según un informe muy esperado publicado el miércoles.

La Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO), una entidad no partidista, prevé que un total de 51 millones de personas menores de 65 años no tendrían seguro en 2026 bajo la medida respaldada por los republicanos, la llamada Ley Estadounidense de Cuidado de Salud (American Health Care Act).

Esa cifra es una combinación de los 28 millones de estadounidenses menores de 65 años que todavía carecen de seguro con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA), más los 23 millones que se prevé que perderán su cobertura si el proyecto de ley respaldado por los republicanos es aprobado en el Senado y se convierte en una ley.

El nuevo estimado de la CBO de las personas que se quedarán sin seguro es solamente de un millón menos que el estimado con el plan anterior rechazado en la Cámara en marzo.

La versión más reciente (con concesiones al sector más a la derecha del partido republicano) fue aprobada por poco en la Cámara de Representantes el 4 de mayo, antes de la evaluación final e independiente del CBO sobre su impacto potencial sobre los gastos federales y la cobertura de seguros médicos.

Ahora, la evaluación de la CBO plantea el peligro de unos gastos de desembolso de los consumidores mucho más altos para los seguros, sobre todo para las personas que vivan en estados que decidan renunciar a ciertas protecciones de la época de Obama que afectan a las primas y a los beneficios.

¿Una reducción de los beneficios, pero unas primas más bajas?

"Recordemos lo que prometieron a los estadounidenses [los legisladores republicanos]: más personas con seguro, con una cobertura incluso mejor, por menos dinero", dijo en una declaración Betsy Imholz, directora de proyectos especiales de Consumers Union. "Cada parte de esta legislación es un promesa rota".

Pero los críticos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio dicen que lo que está roto es el mercado de la Obamacare.

Poco antes de la publicación del informe, el Instituto de Innovación Política publicó una declaración en la que reaccionaba a la decisión de otra aseguradora de abandonar la Obamacare.

"Los demócratas vendieron la Obamacare como un medio de ampliar el acceso a los seguros médicos y de reducir los costos. Está pasando justo lo contrario", dijo Merrill Matthews, experto del Instituto. "Lo que estamos observando es un colapso del mercado de seguros individuales".

Con el proyecto de ley de la Cámara, algunos estados podrían permitir a las aseguradoras reducir la oferta de beneficios médicos al quitar uno o varios "beneficios de salud esenciales" de la Obamacare de su lista de afecciones cubiertas.

Según la CBO, eso significaría que las personas que viven en estados que reduzcan esos beneficios "experimentarían unos aumentos sustanciales de los gastos de desembolso en la atención médica o decidirían prescindir de los servicios".

"En particular, los gastos de desembolso en la atención en la maternidad y en los servicios de abuso de sustancias podrían aumentar en miles de dólares en un año dado" para las personas que usen esos servicios, indicó el informe.

En pocas palabras, la prohibición de la Obamacare de los límites anuales y de por vida a los beneficios cubiertos ya no aplicaría a los beneficios que los estados individuales consideren ahora como no esenciales. Las aseguradoras de esos estados podrían entonces ser libres de imponer límites a los beneficios cubiertos en los seguros, lo que afectaría el acceso de las personas a medicamentos recetados con un precio alto, por ejemplo.

El lado positivo, potencialmente, es que las primas de seguro promedio podrían reducirse finalmente, en parte porque el seguro pagaría una proporción más pequeña de los costos de la atención médica que lo que la Obamacare requiere hoy en día, explicó el informe.

En promedio, las primas aumentarían a corto plazo, aproximadamente un 20 por ciento en 2018 y un 5 por ciento en 2019, según los estimados de la CBO.

Pero a partir de 2020, las primas promedio variarían en función de cómo reaccionen los estados a varias cláusulas de la modificación a la atención sanitaria.

Dentro de una década, las primas en algunos estados serían en torno a un 4 por ciento más bajas, según la CBO. Otras podrían sufrir reducciones más sustanciales, desde el 10 al 30 por ciento, pero solo porque esas pólizas ofrecerían menos beneficios que la Obamacare.

Ganadores y perdedores

Pero no todos los estadounidenses se beneficiarían igualmente, indicaron los expertos.

Incluso en los estados que no renuncien a las protecciones de la Obamacare, si se compra una cobertura en el mercado de seguros individual, "particularmente si usted es mayor y con unos ingresos bajos, probablemente tenga una prima mucho más alta que la que tendría con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio", advirtió Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso de The Commonwealth Fund.

"Las personas con unos ingresos más altos probablemente experimentarían una reducción leve de sus primas por el modo en que están estructurados los créditos fiscales", comentó. "Y las personas con unos ingresos más bajos sufrirían un aumento de las primas, con la excepción de las personas jóvenes".

Pero el gobierno federal ahorraría en costos. Según la CBO, el proyecto de ley de la Cámara, si se aprueba, reduciría los gastos federales en 119 mil millones de dólares en los próximos 10 años.

Los mayores ahorros provendrían de una reducción de 834 mil millones de dólares en los gastos de Medicaid y se ahorrarían 665 mil millones de dólares al reemplazar los subsidios de la Obamacare a los estadounidenses con ingresos bajos y medianos con unos créditos fiscales nuevos.

En marzo, la CBO estimó que la medida reduciría el déficit federal en 150 mil millones de dólares a lo largo de la próxima década. Aunque el estimado actual es bajo, es suficiente como para que los líderes de la Cámara envíen el proyecto de ley al Senado.

Probabilidades de que sea aprobado

Una "puntuación" favorable de la CBO se consideraba crucial para el futuro del proyecto de ley de la Cámara. Los líderes están usando un proceso conocido como reconciliación del presupuesto para eludir las normas del Senado habituales y acelerar el voto por una mayoría simple. No cumplir con el objetivo actual del proyecto de ley de al menos 2 mil millones de dólares en ahorros a lo largo de 10 años hubiera podido descarrilar la medida y requerir un segundo voto de la Cámara.

La Cámara aprobó por poco el proyecto de ley para la revocación a principios de este mes después de añadir enmiendas para calmar a los republicanos conservadores y moderados. Los fieles del partido y el propio Presidente Donald Trump celebraron la victoria de 217 a 213 del proyecto de ley en una reunión en el Rose Garden después del voto.

Mientras tanto, un grupo de republicanos del senado se han reunido a puerta cerrada para trazar su propia versión del proyecto de ley de revocación y reemplazo.

Los contrarios al proyecto de ley de la Cámara reaccionaron rápidamente al análisis de la CBO.

Los cambios de última hora en el proyecto de ley no ofrecieron "ninguna mejora real", declaró el Dr. Andrew Gurman, presidente de la Asociación Médica Americana (American Medical Association). "Millones de estadounidenses se quedarán sin seguro, y las familias con bajos ingresos que tengan Medicaid se llevarán la peor parte".

El Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association), calificó la medida de "peligrosa, letal y con muchos fallos", y animó al Senado a empezar un plan bipartito que se construya a partir de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Más información

Aquí puede encontrar el informe de la CBO completo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad