Se prevé que una oleada de sobredosis de opioides afecte a las áreas rurales y urbanas de EE. UU.

VIERNES, 29 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Unos expertos predicen que las sobredosis de opioides aumentarán en las áreas tanto rurales como urbanas, debido a la letal práctica de mezclar los narcóticos altamente adictivos con otras drogas.

La oleada venidera de sobredosis de opioides "será peor de lo que nunca se ha visto antes", señalaron los investigadores de la Universidad del Noroeste, en Chicago, que estudiaron las tendencias y usaron un modelo predictivo para determinar los lugares donde aumentarían las muertes.

Se prevé que una oleada de sobredosis de opioides afecte a las áreas rurales y urbanas de EE. UU.

"Estoy tocando la alarma porque, por primera vez, hay una convergencia y un aumento de unas tasas de aceleración en todo tipo de condado rural y urbano", comentó la autora para la correspondencia, Lori Post, directora del Centro de Políticas y Economía de la Salud Buehler de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste.

"La tasa de muertes por un opioide no solo está en un máximo histórico, sino que la aceleración de esta tasa de mortalidad señala un crecimiento exponencial y explosivo que es incluso más grande que un máximo que ya es histórico", apuntó Post en un comunicado de prensa de la Noroeste.

En el estudio, los investigadores usaron datos de la base de dados WONDER de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. de 3,147 condados y áreas equivalentes a condados, para estudiar las tendencias geográficas entre 1999 y 2020.

El equipo intentaba determinar si la geografía estaba implicada en las oleadas anteriores, y teorizar sobre cualquier ola en ciernes.

El estudio encontró que las muertes por sobredosis de opioides en 2020 se estaban intensificado más rápido en las áreas rurales que en las ciudades. Entre 2019 y 2020, las tasas de muertes por sobredosis se intensificaron por primera vez en seis tipos de condados rurales y urbanos, apuntó Post.

"Tenemos la tasa de intensificación más alta por primera vez en EE. UU., y esta cuarta oleada será peor que nunca antes", explicó Post. "Significará una muerte masiva".

El equipo de la investigación examinó los informes de toxicología, y encontró que las personas están usando fentanilo (un opioide sintético que es de 50 a 100 veces más potente que la morfina) y el carfentanilo (un opioide sintético que es unas 100 veces más potente que el fentanilo), en combinación con metanfetaminas y cocaína.

Este coctel letal puede hacer que salvar a alguien que está sufriendo una sobredosis con un medicamento para revertir las sobredosis, como la naloxona, resulte más difícil.

"Mientras más potentes son las drogas, más difícil es reanimar a una persona", explicó el coautor del estudio, Alexander Lundberg, profesor asistente de medicina de emergencias del Feinberg. "El uso de polisustancias complica una situación que ya es grave".

Post apuntó que "parece que los que han muerto de sobredosis de opioides habían estado jugando a los farmacéuticos, e intentaban gestionar sus propias dosis. Este es un mayor problema porque las personas han estado abusando de la cocaína y las metanfetaminas junto con un opioide, así que hay que tratar dos cosas a la vez, y el fentanilo es horriblemente volátil".

Los autores del estudio dijeron que las soluciones podrían incluir a los centros de metadona, que ofrecen tratamientos contra la adicción asistidos con medicamentos. Son más comunes en las áreas urbanas. Las áreas rurales no tienen opciones de tratamiento asistidos con medicamentos, observó Post, y añadió que es probable que lo que funcione en las ciudades grandes no sea útil en las áreas rurales.

"Nadie quiere ser un drogadicto. No importa si toma Percocet porque se fracturó la espalda mientras trabajaba en una mina o si es un estudiante de secundaria que murió porque se metió en el botiquín de la abuela. Debemos estudiar de inmediato la prevención de la adicción a los opioides y la prevención de las sobredosis", apuntó Post.

"El único camino para avanzar es aumentar la concienciación para prevenir los trastornos por el uso de opioides y proveer un tratamiento asistido con medicamentos que sea culturalmente adecuado y que no estigmatice en las comunidades rurales", añadió.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 28 de julio de la revista JAMA Network Open.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre la epidemia de opioides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Northwestern Medicine, news release, July 28, 2022

¿Le ha sido útil esta página?


¿Le ha sido útil esta página?

Comparte tu opinión