Se podrían detectar señales de Alzheimer temprano en el tallo cerebral

JUEVES, 23 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Ciertos cambios en una parte del tallo cerebral, visibles en los escáneres, podrían ser un indicador temprano potencial de la enfermedad de Alzheimer, sugiere un estudio reciente.

Usando distinta técnicas de imágenes cerebrales, los investigadores encontraron que una reducción en la "integridad" de la región del tallo cerebral se vinculaba con un deterioro más rápido en la memoria y el pensamiento en los adultos mayores, además de ciertos cambios cerebrales que se observan en el Alzheimer temprano.

Se podrían detectar señales de Alzheimer temprano en el tallo cerebral

La investigación, que se publicó el 22 de septiembre en la revista Science Translational Medicine, es la más reciente en un amplio esfuerzo por encontrar "biomarcadores" que puedan ayudar en un diagnóstico más temprano del Alzheimer.

Los biomarcadores son cosas que se pueden medir para detectar una enfermedad de forma fiable: una sustancia en la sangre o un hallazgo en un escáner del cerebro, por ejemplo.

Ahora mismo, la mayoría de las personas con Alzheimer se diagnostican basándose en evaluaciones de su memoria, razonamiento y otras habilidades del pensamiento, señaló Rebecca Edelmayer, directora sénior de implicación científica de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Pero los investigadores, aseguró, están trabajando para comprender mejor el proceso subyacente de la enfermedad y, al mismo tiempo, encontrar biomarcadores para detectar el Alzheimer antes.

Potencialmente, hay varias formas de hacerlo, entre ellas las imágenes del cerebro y medir ciertas sustancias en el líquido cefalorraquídeo o la sangre. Algunas de estas herramientas ya se están estudiando y, en algunos casos, se usan en la atención del paciente.

Edelmayer, que no participó en el nuevo estudio, afirmó que era "muy interesante".

Resalta un marcador temprano potencial que podría ayudar a distinguir entre el envejecimiento cerebral "normal" y un proceso de enfermedad, aclaró.

El estudio se enfocó en un área del tallo cerebral conocida como el locus cerúleo, o LC. Estudios anteriores, de autopsias del cerebro, han indicado que el LC es el primer lugar del cerebro que se ve afectado por una acumulación anómala de la tau.

La tau es una proteína que se encuentra en las células cerebrales sanas. Pero también pueden formarse unas versiones anómalas de la tau, que se adhieren a otras proteínas tau. En las personas con Alzheimer, el cerebro se llena de "ovillos" de tau, además de las "placas", que son acumulaciones anómalas de otra proteína, llamada amiloide.

A diferencia de la acumulación de la amiloide, que se observa a una edad más avanzada, la acumulación de la tau con frecuencia comienza pronto. De hecho, la investigación sugiere que alrededor de la mitad de las personas de 30 a 40 años tienen acumulación de tau en el LC, apuntó Heidi Jacobs, la investigadora principal del estudio.

Pero no ha estado claro si en realidad esto forma parte de la enfermedad, explicó Jacobs, profesora asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Los nuevos hallazgos, dicen, fortalecen la idea de que sí.

Los resultados se basan en 174 adultos mayores, en gran medida cognitivamente sanos. Todos recibieron IRM para medir la "integridad" del LC. Jacobs explicó que no es posible medir directamente la tau en el LC, debido a su pequeño tamaño. Pero avances recientes en la tecnología de IRM permiten una medida de la integridad del área, lo que podría reflejar la acumulación de la tau.

Además de estas IRM, los participantes también se sometieron a imágenes por TEP. Aquí, el objetivo era encontrar cualquier acumulación de tau y de amiloide en otras áreas del cerebro implicadas en el proceso temprano de Alzheimer. Por último, se evaluaron su memoria y otras habilidades de pensamiento repetidas veces, durante hasta ocho años.

Al reunir toda esta información, los investigadores encontraron que surgía un panorama.

En general, una integridad más baja del LC se relacionaba con la acumulación de la tau en un área del cerebro implicada en la memoria, llamada corteza entorrinal. Una menor integridad del LC también se vinculó con un deterioro más rápido de las habilidades de pensamiento de los participantes.

Esto no prueba que la acumulación de la tau en el LC desencadene todo el proceso, según Jacobs. Pero identifica la integridad del LC como un marcador potencial para predecir el deterioro relacionado con el Alzheimer.

Aunque el Alzheimer no tiene cura, contar con unos marcadores tempranos para detectar de forma fiable a las personas en una trayectoria hacia la enfermedad se considera esencial. Por un lado, los marcadores se podrían utilizar para identificar a los participantes en los ensayos clínicos que evalúan los nuevos tratamientos para el Alzheimer.

Esto ya se puede hacer mediante imágenes por TEP, anotó Jacobs, pero es posible que la integridad del LC pudiera identificar a los participantes potenciales para los estudios en un momento anterior.

Un motivo del fracaso de ensayos anteriores sobre los tratamientos, según Jacobs, quizá fuera que trataban a las personas "demasiado tarde".

Aunque muchas personas quizá hayan oído sobre las placas amiloides características del Alzheimer, Edelmayer dijo que en realidad lo que se correlaciona de forma más cercana con el deterioro cognitivo es la acumulación de tau. Y se piensa que podría estar implicada una interacción entre las proteínas, además de otros factores.

"En realidad hay una cascada de eventos que suceden de 10 a 20 años antes de las señales clínicas del Alzheimer", añadió Edelmayer.

Cualquier tecnología que pueda detectar de forma fiable los cambios a lo largo del camino podría potencialmente conducir a un diagnóstico más temprano, añadió.

Más información

La Asociación del Alzheimer tiene más información sobre el progreso en un diagnóstico más temprano del Alzheimer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Heidi Jacobs, PhD, assistant professor, radiology, Harvard Medical School, and Massachusetts General Hospital Center for Medical Imaging, Boston; Rebecca Edelmayer, PhD, senior director, scientific engagement, Alzheimer's Association, Chicago; Science Translational Medicine, online, Sept. 22, 2021

Comparte tu opinión