Mitos sobre el coronavirus: expertos diferencian entre los hechos y la ficción

Mitos sobre el coronavirus: expertos diferencian entre los hechos y la ficción
El COVID-19 continúa su constante progreso en el mundo, y trae consigo una segunda plaga: mitos potencialmente peligrosos. | Foto: GETTY IMAGES

El nuevo coronavirus (COVID-19) continúa su constante progreso a lo largo del mundo, y trae consigo una segunda plaga: mitos y rumores potencialmente peligrosos. Quizá ya hayas oído algunos, que, si les hace caso, podrían en el mejor de los casos significar un esfuerzo desperdiciado o, en el peor, hacer que te vuelvas más vulnerable a la enfermedad.

Ahora, expertos del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas (UT Health), en Houston, abordan varios de estos rumores, para ayudar a separar los hechos de la ficción:

Máscaras faciales protegen quiénes no se han infectado

Falso. Excepto cuando se usan en condiciones de alta exposición, por ejemplo, entre los trabajadores sanitarios, ponerse una máscara facial todos los días (sobre todo las baratas de papel o tela) no evita que los virus te infecten.

"Los que no están enfermos ni en las primeras líneas de la medicina quizá no se beneficien de usar una máscara", aseguró el doctor Michael Chang, profesor asistente de pediatría de la Facultad de Medicina McGovern, y especialista en enfermedades infecciosas de UT Physicians.

En un comunicado de presa de UT Health, el experto explicó "Usar una máscara cuando no estás enfermo básicamente te da una falsa sensación de confianza de que no necesitas lavarte las manos con tanta frecuencia, o no tocarte tanto la cara. Y como las máscaras pueden ser incómodas, en realidad uno podría tocarse más seguido. Además, puede haber contaminación cuando se pone y quita la máscara".

También, cuando las personas que no son profesionales acaparan las máscaras que son necesarias para proteger a los trabajadores de la atención de la salud, esto pone a todo el mundo en riesgo. Cada enfermero o médico infectado significa que hay menos personas para cuidar a los pacientes muy enfermos.

Una excepción a la regla, reconocen los expertos, se da cuando se desarrollan síntomas del COVID-19, como fiebre y tos. En ese caso, usar una máscara facial podría ayudar a reducir la transmisión de gotitas infecciosas en el aire.

Grandes cantidades de vitamina C ayudan a evitar el COVID-19

Falso. No hay evidencias de que tomar vitamina C adicional ayude en la lucha contra el COVID-19, comentó la doctora Susan Wootton, profesora asociada de pediatría de la UT y pediatra de enfermedades infecciosas.

"De hecho, nuestro cuerpo solo puede absorber una cantidad determinada de vitamina C a la vez, y cualquier exceso se excreta. Los que acaparan la vitamina no se benefician del consumo adicional", señaló la especialista.

El COVID-19 desaparecerá con un tiempo más cálido

Falso. No hay pruebas concluyentes de que el coronavirus vaya a desaparecer cuando el tiempo sea más cálido. "Como es un nuevo virus, no estamos seguros", comentó Catherine Troisi, epidemióloga y profesora asociada del Departamento de Administración, Políticas y Salud Comunitaria de la Facultad de Salud Pública de UT Health.

Un estudio reciente, dirigido por el doctor Mohammad Sajadi, virólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, sugirió que el coronavirus podría preferir climas más frescos y húmedos. "Basándonos en lo que hemos documentado hasta ahora, parece que el virus tiene más dificultades para propagarse entre las personas en unos climas tropicales más cálidos", indicó.

Pero incluso si es así, el hecho de que los humanos no tengan una experiencia inmunitaria contra el virus significa que es probable que continúe propagándose en el hemisferio norte durante el verano, replicaron otros expertos.

"Esperamos que un tiempo más cálido ayude, pero no hay garantías. Lo que al final ayuda es que el verano significa que los niños no están en la escuela, y es menos probable que transmitan virus", dijo Troisi.

Beber agua cada 15 minutos ayuda a prevenir la enfermedad

Falso. Este rumor de internet se basa en la idea falsa de que el agua "arrastra" al virus hasta el ambiente ácido y hostil del estómago. Esa idea es falsa, y hacer gárgaras de agua tibia tampoco ayuda a proteger del coronavirus, comentó el doctor Luis Ostrosky, profesor de medicina interna y especialista en enfermedades infecciosas de UT Health.

Aunque, si está enfermo, hay buenos motivos para beber al menos algo de agua. "Es muy importante mantenerse tanto hidratado como bien descansado cuando se esté recuperando de cualquier infección", enfatizó Wootton.

El coronavirus pronto mutará en una cepa incluso más peligrosa

Falso. "No es probable que el coronavirus mute a una cepa más letal. Los virus mutan con bastante frecuencia, pero no todas las mutaciones tienen que ser malas. Muchas mutaciones de los virus son silenciosas, y algunas pueden incluso conducir a una cepa que sea menos fuerte y virulenta", explicó Chang.

De hecho, el experto afirmó que los desarrolladores de vacunas con frecuencia aprovechan este último hecho, usando formas inocuas de un virus (una que tenga mutaciones genéticas que lo hacen menos patogénico) para nuevas vacunas. "Dado todo lo anterior, es muy poco probable que el COVID-19 desarrolle una mutación que lo haga más letal", concluyó.

Lavarse las manos solo mata al coronavirus si el agua está caliente

Falso. Lavarse las manos con agua caliente no es más efectivo que con agua fría. El lavado de manos frecuente con jabón y agua se recomienda como una de las mejores formas de limitar la propagación del coronavirus, sin importar la temperatura de esta.

Cuando "se lava las manos con jabón y agua, en realidad lo que limpia sus manos es la acción mecánica de frotarse. Puede usar agua tibia o agua fría, pero debe asegurarse de lavarse / frotarse durante suficiente tiempo (al menos 20 segundos) y secarse las manos del todo", advirtió Chang.

Comparte tu opinión