Se dispara la telesalud entre los adultos mayores

Se dispara la telesalud entre los adultos mayores

Una mayor cantidad que nunca de estadounidenses mayores han estado viendo al médico de forma virtual desde que comenzó la pandemia, encuentra una encuesta reciente.

Durante los tres primeros meses de la pandemia, uno de cada cuatro pacientes de a partir de 50 años usó la telesalud, un aumento considerable respecto a un 4 por ciento en 2019.

También han aumentado los niveles de comodidad con la telemedicina, señalaron los investigadores. En 2019, la mayoría de las personas mayores tenían al menos una preocupación sobre la telemedicina, pero a mediados de 2020, el número de esas preocupaciones se redujo, sobre todo entre las personas que realizaron una visita virtual entre marzo y junio.

Pero no todo el mundo se siente cómodo con ir al médico en línea, según la Encuesta nacional sobre un envejecimiento saludable, publicada en línea por la Universidad de Michigan.

Entre los que tenían a partir de 50 años, un 17 por ciento todavía dijo que nunca había usado ningún tipo de videoconferencia por ningún motivo, incluyendo a la atención médica.

Esto es 11 puntos de porcentaje menos que en la encuesta de 2019, pero la falta de experiencia o de acceso podría seguir siendo una barrera contra la obtención de la atención a través de la telemedicina.

Tanto la encuesta de 2019 como la de 2020 implicó a una muestra nacional de más de 2,000 adultos de 50 a 80 años.

"Estos hallazgos tienen implicaciones para los proveedores de la salud que han aumentado sus ofertas de telesalud con rapidez, y para las compañías de seguro y las agencias gubernamentales que han cambiado con rapidez sus políticas sobre la cobertura de las consultas virtuales", comentó la investigadora Lorraine Buis, investigadora en tecnología de la información en la salud de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

"Monitorizar el cambio con el tiempo podría orientar a los esfuerzos futuros, y resalta la necesidad de mucha más investigación sobre las preocupaciones, las barreras y el uso óptimo de la telesalud en los adultos mayores", añadió Buis en un comunicado de prensa de la universidad.

La encuesta encontró que en junio de 2020 un 30 por ciento de los adultos habían participado en una consulta de telesalud en algún momento, lo que podría reflejar los cambios en la cobertura de seguro que comenzaron a entrar en vigor antes de la pandemia.

Pero el movimiento hacia un mayor uso de la telesalud también podría haber resultado de que los estados ordenaran unas reducciones en la atención de salud electiva y que no era de emergencia durante la pandemia.

Casi un 50 por ciento de los participantes en la encuesta dijeron que, entre marzo y junio, les habían cancelado o reprogramado una cita en el médico debido a la pandemia, y un 30 por ciento señalaron que una visita virtual fue su única opción. Pero apenas un 15 por ciento de los que realizaron una visita de telesalud dijeron que el miedo al virus hizo que pidieran una cita virtual.

Entre los que realizaron una cita de telesalud en primavera, un 91 por ciento dijeron que conectar con su médico fue fácil. Un tercio realizó sus visitas mediante una conexión de vídeo en sus teléfonos, y otro tercio desde su tableta o computadora, y un 36 por ciento realizó una visita solo de audio mediante el teléfono.

La encuesta también encontró que:

  • Un 64 por ciento de los pacientes se sentían cómodos usando la telesalud, un aumento respecto a un 53 por ciento en 2019.
  • A un 62 por ciento de las personas les ofrecieron al menos una consulta de telesalud, frente a un 14 por ciento en 2019.
  • Un 72 por ciento estaban interesados en una visita de telesalud, frente a un 58 por ciento en 2019.
  • Un 63 por ciento estaban interesados en el seguimiento mediante la telesalud, en comparación con un 55 por ciento en 2019.
  • A un 24 por ciento les preocupaba la privacidad durante una consulta de telesalud, frente a un 49 por ciento en 2019.

Además, alrededor de un tercio de los participantes dijeron que se sentirían cómodos si su primera consulta fuera virtual. Pero alrededor de dos tercios dijeron que la calidad de la atención en la consulta de telesalud no fue tan buena como en una visita presencial.

"A medida que la pandemia del coronavirus continúa, la telesalud ha sido una herramienta útil para que los adultos mayores accedan a la atención de la salud desde la seguridad de sus hogares, pero debemos ser conscientes de que no todo el mundo puede acceder a estos servicios", enfatizó Alison Bryant, vicepresidenta sénior de investigación de la AARP.

Comparte tu opinión