Reportan el primer caso de la ómicron de EE. UU. en California

MIÉRCOLES, 1 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- El primer caso confirmado de EE. UU. de la variante ómicron se reportó en California, anunciaron el miércoles los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El paciente fue un viajero, al parecer del área de San Francisco, que volvió de Sudáfrica el 22 de noviembre, señalaron los CDC en una declaración.

Reportan el primer caso de la ómicron de EE. UU. en California

La persona, que estaba vacunada del todo, desarrolló unos síntomas leves de COVID que están mejorando, según los CDC.

Una secuenciación genómica de la Universidad de California, en San Francisco, identificó que la infección de la persona fue provocada por la variante ómicron, y los CDC lo confirmaron.

"El individuo está en autocuarentena, y nos hemos comunicado con todos los contactos cercanos, de los cuales, hasta ahora, todos han tenido resultados negativos en las pruebas", comentó durante una conferencia de prensa el miércoles por la tarde el Dr. Anthony Fauci, asesor médico principal del Presidente Joe Biden.

"Sabíamos que era cuestión de tiempo antes de que el primer caso de ómicron se detectara en Estados Unidos", declaró Fauci a los reporteros.

Como resultado, el Departamento de Salud Pública de California (CDPH) anunció que el estado aumentará las pruebas de COVID en sus aeropuertos en las llegadas de los países identificados por los CDC.

"Reconocemos que todo el mundo está agotado, y que la noticia de una nueva variante puede ser sobrecogedora", afirmaron en una declaración conjunta el CDPH y el Departamento de Salud de San Francisco. "Es importante que nos enfoquemos de forma colectiva en las cosas que sabemos que previenen la propagación de la COVID-19 y sus variantes. Los individuos deben (1) vacunarse y ponerse las dosis de refuerzo, (2) usar una máscara cuando estén bajo techo, (3) hacerse la prueba si tienen síntomas, y (4) quedarse en casa si están enfermos".

La ómicron ha provocado preocupación entre los expertos médicos, debido a un "gran número de mutaciones, más o menos 50, mucho más alto que las variantes anteriores", entre ellas algunas "que se prevé que afecten a la transmisibilidad y a la vinculación con los anticuerpos", dijo Fauci el viernes.

Es demasiado pronto para saber qué tan transmisible es la nueva variante, y si puede evadir a las vacunas existentes, dijo Fauci, pero anotó que más de 30 mutaciones se ubican en la proteína de pico del virus. Se refirió a la proteína como "la punta del virus", porque es el lugar donde el coronavirus se vincula con, e infecta a, las células humanas.

Pero las autoridades se muestran confiadas en que los niveles de anticuerpos producidos por la vacunación reforzada sean suficientes para proveer protección contra la hospitalización y la muerte por la variante ómicron, comentó Fauci.

Las noticias de Israel respaldaron a esta idea: hay "indicaciones" de que las personas que recibieron una dosis de refuerzo de una vacuna contra la COVID están "protegidas" de la variante ómicron, anunció el martes el ministro de salud israelí, Nitzan Horovitz.

"En los próximos días, tendremos una información más precisa sobre la eficacia de las vacunas contra la ómicron, pero ya hay motivos de optimismo, y hay indicaciones iniciales de que los que están vacunados con una vacuna todavía válida o con una dosis de refuerzo también están protegidos de esta variante", aseguró Horovitz durante una conferencia de prensa, reportó CNN. Ha habido dosis de refuerzo disponibles en Israel para todas las personas de a partir de 16 años desde finales de agosto, cinco meses después de la segunda dosis de la vacuna.

"Aunque podría ocurrir un escape inmunitario parcial, las vacunas, y en particular las dosis de refuerzo, ofrecen un nivel de anticuerpos que incluso con variantes como la delta provee un nivel de protección cruzada, sobre todo contra la enfermedad grave", apuntó Fauci el martes. "Hay muchos motivos para creer que cuando hablamos de los refuerzos, cuando se obtiene un nivel suficientemente alto, se tendrá al menos cierto grado de protección cruzada, en particular contra la enfermedad grave".

Un experto afirmó que el surgimiento del primer caso de la variante ómicron en EE. UU. no cambia lo que hay que hacer en respuesta.

"Yo no tenía ninguna duda de que habría un caso de la ómicron en EE. UU., y no cambia mucho en términos de las medidas necesarias", aseguró el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. "Todavía necesitamos respuestas para las preguntas fundamentales sobre esta variante, y todavía debemos vacunar a más personas [porque la vacuna previene las infecciones graves con esta variante], y debemos aumentar las pruebas diagnósticas. También debemos rescindir la farsa de la prohibición de los viajes".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las variantes de la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Dec. 1, 2021, statement, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Dec. 1, 2021, statement, California Department of Public Health; CNN

Comparte tu opinión