Relacionan la depresión en el embarazo con problemas conductuales en los niños

JUEVES, 2 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Los niños cuyas madres tenían unos niveles crecientes de depresión durante el embarazo parecen tener un mayor riesgo de problemas conductuales, señalan unos investigadores.

"Nuestros hallazgos sugieren que los aumentos en los síntomas de depresión desde antes de la concepción hasta el periodo postparto contribuyen a una atención y un control conductual más bajos en los niños, lo que puede aumentar los problemas a lo largo de toda la vida", comentó la autora principal, Gabrielle Rinne, estudiante de postgrado en psicología de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA).

Relacionan la depresión en el embarazo con problemas conductuales en los niños

"Pero los padres deben saber que esto se puede resolver mediante una intervención en la niñez temprana", aseguró Rinne en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio de siete años incluyó a 125 mujeres de EE. UU. y a sus hijos, a quienes se dio seguimiento desde antes del embarazo hasta que los niños tenían 5 años. La mayoría de las mujeres eran negras o hispanas, y de familias con unos ingresos bajos.

Se entrevistó a las mujeres cuatro veces sobre sus síntomas de depresión: una vez antes de quedar embarazadas, dos veces durante el embarazo, y de nuevo más o menos tres meses tras el nacimiento del bebé.

Cuando sus hijos tenían 4 años, se pidió a las madres que describieran el temperamento y la conducta de su hijo, en particular los episodios de angustia emocional y su capacidad de regular sus emociones.

A los 5 años, se administró a los niños una tarea de computadora para evaluar su capacidad de concentrarse.

A los niños de las madres cuya depresión aumentó durante el embarazo les fue peor en la tarea que a los niños cuyas madres tuvieron unos síntomas de depresión bajos constantes.

Los niños cuyas madres tuvieron unos síntomas de depresión altos constantes, y aquellos cuyas madres tuvieron una depresión baja constante tuvieron resultados similares en la tarea, según el estudio. Los hallazgos se publicaron en una edición en línea de la revista Journal of Affective Disorders.

Los investigadores afirmaron que es el primero que muestra que los cambios con el tiempo en los niveles de depresión de las madres podrían afectar a la conducta y el bienestar emocional de sus hijos.

"Este estudio sugiere que un patrón de depresión creciente podría afectar de forma adversa a los niños", comentó la coautora del estudio, Christine Dunkel Schetter, profesora de psicología y psiquiatría de la UCLA.

Pero anotó que no todos estos niños experimentan problemas conductuales más adelante, solo que su riesgo quizá sea más alto. El estudio solo encontró una asociación, y uno un vínculo causal.

"Las madres que experimentan depresión o estrés en múltiples momentos deben saber los efectos que esto puede tener en sus hijos pequeños", planteó Dunkel Schetter en el comunicado. "Pueden buscar la evaluación y el tratamiento de un médico o un profesional de la salud mental, para sus hijos y para ellas mismas".

Más información

Aprenda más sobre la depresión en el embarazo en la Asociación Americana del Embarazo (American Pregnancy Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, Los Angeles, news release, May 31, 2022

Comparte tu opinión