SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El ejercicio de resistencia puede ralentizar el envejecimiento



Correr, nadar, ir en bicicleta y otros tipos de ejercicio de resistencia aeróbica pueden ralentizar el envejecimiento celular, pero quizá el entrenamiento en fuerza no, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores observaron cómo los distintos tipos de ejercicio afectaban a los telómeros de 124 adultos jóvenes sanos e inactivos.

Los telómeros son las puntas protectoras en los extremos de los cromosomas. A medida que se envejece, los telómeros se acortan, lo que resulta en el envejecimiento celular. Pero una enzima llamada telomerasa puede contrarrestar el proceso de acortamiento e incluso alargar los telómeros.

Los participantes del estudio se asignaron al azar a seis meses de: entrenamiento de resistencia aeróbica (correr durante sesiones largas); entrenamiento en intervalos de alta intensidad (correr a alta intensidad alternando con correr más lentamente); entrenamiento de fuerza (con peso); o a ningún cambio en la actividad (el grupo de control).

Se evaluó la longitud de los telómeros y la actividad de la telomerasa de los participantes al inicio del estudio, y de dos a siete días después de la sesión final de ejercicio, según los autores. El estudio aparece en la edición del 27 de noviembre de la revista European Heart Journal.

"Nuestro hallazgo principal es que, en comparación con el inicio del estudio y con el grupo de control, en los voluntarios que realizaron el entrenamiento de resistencia aeróbica y de alta intensidad, la actividad de la telomerasa y la longitud de los telómeros aumentaron; ambas cosas son importantes para el envejecimiento celular, la capacidad de regeneración, y por tanto, para un envejecimiento sano", señaló el líder del estudio, Ulrich Laufs, profesor en la Universidad de Leipzig, en Alemania. "Algo interesante es que el entrenamiento en fuerza no ejerció esos efectos".

En comparación con los grupos de fuerza y de control, la actividad de la telomerasa aumentó entre dos y tres veces y la longitud de los telómeros aumentó de forma significativa en los grupos de entrenamiento de resistencia aeróbica y de alta intensidad.

"El estudio identifica un mecanismo mediante el cual el entrenamiento de resistencia aeróbica (pero no el entrenamiento en fuerza) mejora un envejecimiento sano. Diseñar los estudios futuros sobre este importante tema usando la longitud de los telómeros como un indicador de la 'edad biológica' podría ayudar en los estudios de intervención futuros", comentó Laufs en un comunicado de prensa de la revista.

El entrenamiento de resistencia aeróbica y de alta intensidad podría aumentar la longitud de los telómeros y la actividad de la telomerasa al afectar los niveles de óxido nítrico en los vasos sanguíneos, lo que produce cambios en las células, teorizaron los investigadores.

"Desde una perspectiva evolutiva, el entrenamiento de resistencia aeróbica y de alta intensidad podría imitar las ventajas de los viajes y de la conducta de lucha o huída de nuestros ancestros mejor que el entrenamiento en fuerza", añadió el coautor del estudio, el Dr. Christian Werner, de la Universidad de Saarland, en Alemania.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para la actividad física.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad