¿Qué tipo de estent recibí, y dónde? La mayoría de los pacientes cardiacos no lo saben

MIÉRCOLES, 19 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Cuando alguien va a recibir un nuevo estent (endoprótesis vascular) cardiaco, es esencial que el equipo médico que va a realizar el procedimiento sepa varios factores clave sobre los estents anteriores que ha tenido el paciente.

Pero menos de la mitad de los pacientes que iban a recibir un estent seguían teniendo la tarjeta de estent con estos detalles, encuentra un estudio reciente.

¿Qué tipo de estent recibí, y dónde? La mayoría de los pacientes cardiacos no lo saben

La mayoría (alrededor de un 88 por ciento) sí llevaban sus teléfonos, según el autor del estudio, el Dr. Jordan Safirstein, que sugiere mantener la información sobre los estents en los teléfonos inteligentes.

"El diseño de los estents ha avanzado de forma significativa desde mediados de los 1990, con la evolución de nuevos polímeros y de estents liberadores de medicamentos", apuntó Safirstein, director de cateterización transradial del Centro Médico de Morristown, parte del Sistema de Salud Atlántico, en Nueva Jersey.

"Desde esa época, se han desarrollado el correo electrónico, internet y las tecnologías de teléfonos inteligentes. A pesar de estos importantes cambios tecnológicos, lo que proveemos a los pacientes no ha cambiado en lo absoluto: una tarjeta que contiene todos los detalles del implante de su estent. Cuando alguien viene a someterse a un nuevo procedimiento de ICP, es esencial que sepamos la fecha de su procedimiento anterior, la ubicación del vaso sanguíneo, el tamaño y el tipo del estent [solo de metal o liberador de medicamentos]. Todos son factores críticos en nuestra toma de decisiones sobre un nuevo estent", explicó Safirstein en un comunicado de prensa del centro médico.

El estudio fue presentado el sábado en la reunión anual virtual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology). Ese tipo de investigación se debe considerar preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

El equipo de la investigación encuestó a 313 pacientes que iban a recibir un estent, también conocida como intervención coronaria percutánea (ICP), que ya habían recibido uno o más estents, entre abril de 2019 y marzo de 2020. La encuesta evaluó si tenían su tarjeta de estent. También preguntó si tenían conocimiento sobre la información del estent, que incluye la fecha, el tipo y el vaso sanguíneo, y si en la actualidad llevaban un dispositivo móvil. Los pacientes podían usar su tarjeta de estent, si la tenían, para completar la encuesta.

Los pacientes completaron las encuestas en la sala de emergencias, el consultorio del cardiólogo, el laboratorio de cateterismo y la unidad cardiaca de pacientes internos, anotaron los autores del estudio.

Incluso con la tarjeta de estent, apenas alrededor de un 11 por ciento pudieron identificar de forma correcta la fecha, el vaso sanguíneo y el tipo de estent. La presencia de la tarjeta de estent aumentó en 2.5 veces las probabilidades de que los pacientes pudieran identificar el vaso sanguíneo con el estent.

Mientras mayor era el paciente o más tiempo había pasado desde su ICP anterior, menos probable era que recordara la información correcta sobre su estent.

Aunque un 88 por ciento de los pacientes tenían sus teléfonos celulares, un 74.5 por ciento respondieron que estarían dispuestos a utilizarlo para guardar información médica.

La investigación que se ha realizado hasta la fecha sobre las aplicaciones de teléfono inteligentes relacionadas con la salud se han enfocado más en los cambios de salud conductual de un individuo, y menos en la retención de información sobre dispositivos médicos, señalaron los autores. Una aplicación de teléfono inteligente que retenga información sobre dispositivos médicos podría tener una significación clínica en el intercambio rápido y fiable de información entre el paciente y su proveedor de atención de la salud, plantearon.

"La gran mayoría de los pacientes usarían su teléfono con propósitos relacionados con los estents. El único grupo que fue significativamente menos propenso a hacerlo fue el de los que tenían a partir de 80 años", dijo Safirstein.

"Sabemos que hay una aplicación para celulares basada en la web con escáner de código de barra/QR, que cumple con la HIPAA [Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros Médicos], en desarrollo, y creemos que es necesaria", añadió. "Los resultados de nuestro estudio engendrarán un crecimiento en las herramientas digitales para proveer a los pacientes una información duradera y precisa sobre sus dispositivos implantables".

Más información

Johns Hopkins Medicine ofrece más información sobre los estents.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Atlantic Health System, news release, May 12, 2021

Comparte tu opinión