Gripe: que la madre se vacune no aumenta el riesgo de autismo

Gripe: que la madre se vacune no aumenta el riesgo de autismo

Las mujeres embarazadas se preocupan de todo lo que entra en su cuerpo, lo que es comprensible. Pero hay una preocupación que pueden sacar de la lista: las vacunas contra la gripe.

Un nuevo estudio de gran tamaño confirmó que la vacuna contra la gripe de una mujer embarazada no aumenta el riesgo de autismo de su hijo. Y esto es así incluso cuando la vacuna se administra en el primer trimestre del embarazo, encontró el estudio sueco.

"La vacuna contra la gripe es segura durante el embarazo. Este estudio, al igual que muchos otros, han mostrado de forma consistente que la vacuna contra la gripe es segura", anotó un experto en las vacunas, el Dr. Paul Offit, que no participó en la investigación, y que es director del Centro de Educación en Vacunas del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

Lo que sí puede poner a la madre y al bebé en riesgo es contraer la gripe.

"Las mujeres embarazadas tienen un riesgo siete veces más alto de ser hospitalizadas con neumonía si contraen la gripe", advirtió Offit. Y las mujeres que contraen la gripe durante el embarazo también tienen un riesgo más alto de dar a luz a sus bebés de forma prematura, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists).

Los trastornos del espectro autista son trastornos del desarrollo que afectan a la comunicación y a la conducta. Los niños con autismo presentan varios grados de discapacidad en la comunicación y las habilidades sociales, y podrían implicarse en conductas repetitivas, apuntaron los investigadores. Se piensa que esos trastornos surgen de factores tanto hereditarios como ambientales.

Los investigadores, dirigidos por el Dr. Jonas Ludvigsson, del Instituto Karolinska, en Estocolmo, usaron datos de unos registros nacionales de salud suecos. Observaron la información sobre los bebés nacidos entre octubre de 2009 y septiembre de 2010.

En ese periodo, nacieron casi 40,000 bebés de mujeres que recibieron una vacuna contra la gripe. La vacuna fue específicamente para la cepa H1N1 (la gripe porcina). Compararon a los niños con más de 29,000 bebés cuyas madres no se vacunaron.

Tras un seguimiento de casi siete años, los investigadores no observaron una diferencia significativa en las tasas de trastornos del espectro autista entre los niños. Los resultados fueron similares respecto a las vacunas contra la gripe administradas en el primer trimestre del embarazo.

Ludvigsson dijo que investigaciones como esta son incluso más críticas en este momento. "En anticipación a una vacuna contra la COVID-19, es probable que esa vacuna se ofrezca a millones de mujeres embarazadas. Si bien nuestro equipo de investigación no estudió los efectos de la vacuna contra la COVID-19, nuestra investigación sobre la vacuna contra la H1N1 amplía el conocimiento actual sobre las vacunas, el embarazo y la enfermedad en los hijos en general", aseguró en un comunicado del instituto.

El nuevo estudio se publicó el 31 de agosto en la revista Annals of Internal Medicine. El Consejo Sueco de Investigación y el Consejo Sueco de Investigación en la Vida Laboral y Social proveyeron los fondos.

Anders Hviid, profesor de farmacoepidemiología del Statens Serum Institut y de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, comentó que "las evidencias actuales respaldan que es seguro usar las vacunas contra la gripe durante el embarazo, y que proveen protección contra una enfermedad infecciosa potencialmente grave tanto para la madre como para el niño". Escribió un editorial que acompañó al estudio.

"Este año, una vacuna contra la gripe no solo provee protección durante el embarazo para la madre y el niño, y protección durante la infancia temprana debido a la transferencia de los anticuerpos maternos, sino que también podría reducir la carga de nuestro sistema de salud, liberando recursos, si es necesario, durante una posible resurgencia de la COVID-19 en otoño e invierno", observó Hviid.

Añadió que debido a sus beneficios potenciales, es "un poco desalentador que la vacuna contra la influenza durante el embarazo no se adopte en un mayor grado".

Hviid dijo que es comprensible que haya preocupación y alerta durante el embarazo. "Espero que los muchos estudios que respaldan a la seguridad de las vacunas y sus beneficios puedan ayudar a vencer cualquier duda", enfatizó.

Offit se mostró de acuerdo en que, con la pandemia de la COVID-19, es incluso más importante vacunarse contra la gripe.

"Para protegerse ellas mismas y proteger a su bebé que no ha nacido, las mujeres embarazadas deben vacunarse contra la gripe", aconsejó Offit, y añadió "y vacunarse lo antes posible".

Comparte tu opinión