¿Qué hace que una reunión por Zoom sea satisfactoria?

MARTES, 20 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Las videoconferencias se han disparado durante la pandemia de la COVID-19, pero muchos trabajadores están desarrollando lo que algunos denominan "fatiga de Zoom".

Ahora, una investigación reciente sugiere un importante factor en la tendencia: una falta de inclusión. El estudio encuentra que cuando las personas sienten que de verdad forman parte del grupo que se está reuniendo, las videoconferencias son menos agotadoras.

¿Qué hace que una reunión por Zoom sea satisfactoria?

En el estudio, los investigadores preguntaron a 55 estadounidenses que trabajaban en varios campos cómo se sentían sobre las videoconferencias.

Los participantes recibieron una encuesta nueve veces a cada hora al día durante cinco días laborales consecutivos el año pasado. Completaron en total más de 1,700 encuestas, y participaron en un promedio de cinco a seis videoconferencias en esa semana. La mayoría de los participantes eran hombres (un 58 por ciento) y blancos (un 73 por ciento), con una edad promedio de 33 años.

Los investigadores teorizaron que unas reuniones en línea más largas y estar en video provocarían el mayor nivel de fatiga, pero sus hallazgos les sorprendieron, según el informe, que se publicó en una edición reciente de la revista Journal of Applied Psychology.

"Previmos que unos aspectos de estar en video se relacionarían con la fatiga, como observar los rostros de todo el mundo de cerca en una pantalla, o incluso verse a uno mismo, pero no encontramos que esto fuera cierto en nuestro estudio", señaló el autor principal, Andrew Bennett, profesor asistente de administración de la Universidad de Old Dominion en Norfolk, Virginia.

"Unas reuniones más largas tampoco afectaron a la fatiga", añadió Bennett. "Pero la importancia de tener una sensación de pertenencia o conexión con el grupo de verdad minimizó la fatiga tras una videoconferencia".

Apenas un 7 por ciento de los participantes no reportaron ninguna señal de fatiga de las videoconferencias. Verse uno mismo en la cámara web o apagar la cámara web no tuvo un impacto estadísticamente significativo en la fatiga, encontró el estudio.

Los participantes expresaron sentimientos contradictorios sobre el uso de la cámara web. Algunos dijeron que mirar fijamente la pantalla de forma continua era agotador, mientras que otros consideraban que cuando los participantes apagaban sus cámaras web era impersonal.

"Todo el mundo quiere entrar y salir, iniciar y acabar sesión", dijo un participante, según un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Psicología (American Psychogical Association). "Hay muy poca conversación casual antes y después de la reunión, como habría en la vida real".

Pero esas conversaciones casuales podrían ayudar a fomentar una sensación de pertenencia al grupo, lo que los autores del estudio dijeron que tuvo un efecto marcado al reducir la fatiga de las videoconferencias.

También pareció haber un "momento perfecto" a principios de la tarde, cuando las videoconferencias provocaban menos fatiga que a otras horas del día, añadieron los investigadores.

Basándose en sus hallazgos, los investigadores ofrecieron sugerencias para ayudar a reducir la fatiga:

  • Celebre las videoconferencias a principios de la tarde.
  • Para ayudar a fomentar la sensación de pertenencia, incluya un tiempo para las conversaciones casuales antes o después de la reunión, o tenga salas independientes donde las personas puedan hablar sobre sus intereses personales.
  • Fije unas normas básicas, por ejemplo si hay que mantener las cámaras web encendidas o no hacer otro tipo de trabajo a la vez.
  • Haga pausas de mirar a la pantalla, para ponerse de pie y caminar un poco.

"Sabemos que las videoconferencias son útiles", señaló Bennett. "Mediante ellas obtenemos más información emocional y no verbal, pero esto no significa que haya que hacer todo mediante videoconferencias. A veces, una llamada telefónica o un correo electrónico son más efectivos y eficientes".

Más información

La Universidad de Stanford ofrece más información sobre la fatiga de Zoom.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Psychological Association, news release, April 19, 2021

Comparte tu opinión