¿Qué es el virus que ha acabado con las vidas de 7 niños en Nueva Jersey?

¿Qué es el virus que ha acabado con las vidas de 7 niños en Nueva Jersey?
| Foto: SHUTTERSTOCK

Las autoridades de salud de Nueva Jersey confirmaron el miércoles las muertes de siete niños tras la infección con un adenovirus, un miembro de la misma familia viral que provoca el resfriado común.

Once niños más están infectados, y todos los casos ocurrieron en el mismo centro de atención de la salud, el Centro Wanaque de Enfermería y Rehabilitación en Haskell, según el comisionado de salud de Nueva Jersey, el Dr. Shereef Elnahal.

"Se trata de una investigación en curso sobre un brote", señaló Elnahal en una declaración. "Lamentablemente, la cepa particular del adenovirus 7 de este brote está afectando a niños con fragilidad médica que tienen unos sistemas inmunitarios gravemente afectados. Esta cepa se ha asociado en particular con enfermedad en las viviendas comunitarias, y puede ser más grave".

El Centro Wanaque tiene una licencia para atender a 92 niños y a 135 adultos, según el Bergen County Record.

El centro está diseñado para la atención de niños con discapacidades graves, algunos de los cuales están en coma. Muchos nunca hablarán ni caminarán, y pueden residir en el centro hasta cumplir los 21 años, cuando se les muda a otro centro, explicó el Record.

Los adenovirus son virus comunes que habitan en el revestimiento de las vías respiratorias, los intestinos, los ojos o el tracto urinario. Pueden conducir a resfriados, tos, dolor de garganta, conjuntivitis y diarrea.

Un experto que se enfrenta con frecuencia a casos de enfermedades infecciosas graves apuntó que tragedias como la de Nueva Jersey son raras, de forma que la mayoría de los padres no deberían alarmarse.

"Hay más de 60 subtipos de adenovirus distintos, pero el adenovirus 7 es particularmente peligroso y podría conducir a unas complicaciones respiratorias significativas, entre ellas la neumonía", explicó el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Pero en la gran mayoría de niños, una infección con un adenovirus "es en general más benigna", enfatizó, "con síntomas que duran de cinco a siete días".

"En general puede atacar a adultos o niños con un sistema inmunitario afectado, y también tiene una afinidad por las personas con asma, EPOC y enfermedad de la arteria coronaria", explicó Glatter.

Otro factor podría fomentar la letal propagación del virus: el hacinamiento.

"Vivir en condiciones de hacinamiento también es un factor de riesgo de la propagación rápida de este virus, que es altamente contagioso", dijo Glatter. Por ejemplo, "con frecuencia vemos brotes entre militares que viven en condiciones estrechas o de hacinamiento", apuntó.

Por último, dijo Glatter, cualquier fallo en el control de la higiene puede aumentar las probabilidades de que el adenovirus se pueda propagar y provocar daños, sobre todo en las personas con sistemas inmunitarios afectados.

De hecho, Elnahal dijo que su equipo de inspección "encontró el domingo pequeñas deficiencias en el lavado de las manos" en el Centro Wanaque, "y el Departamento de Salud sigue trabajando de cerca con el centro en temas de control de infecciones".

La temporada del resfriado común comienza, y hay cosas que las familias pueden hacer para reducir el riesgo de contraer cualquier cepa del adenovirus, según Glatter.

"El virus puede propagarse con rapidez simplemente al toser o estornudar", advirtió. "Tocarse los ojos, nariz o boca tras el contacto con una superficie contaminada con frecuencia es responsable de la propagación rápida del virus. Por ese motivo, es importante lavarse las manos bien con jabón y agua".

Lavarse durante unos 20 segundos debería ser suficiente, aseguró Glatter, y si no tiene jabón y agua, puede usar un desinfectante de manos. "La desinfección de las áreas comunitarias es importante, lo que incluye las superficies de las mesas, los aparatos de la cocina y los pomos de las puertas", dijo.

¿Y si usted o su hijo enferman? Lamentablemente, el resfriado común sigue sin tener cura, pero pasará, indicó Glatter.

Mientras tanto, "los medicamentos que controlan la fiebre y mantener una hidratación adecuada son esenciales, sobre todo en los niños y en los adultos mayores", dijo.

"Las personas con adenovirus que desarrollen dificultades para respirar, unas fiebres continuas, vómitos o cambios en el estado mental deben ser evaluadas de inmediato en el departamento de emergencias", añadió Glatter.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los adenovirus.

Comparte tu opinión