SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

¡Qué asco! La mucosidad sintética podría luchar contra los gérmenes peligrosos

Los investigadores trabajan en versiones producidas en el laboratorio para controlar a las bacterias que producen enfermedades

MARTES, 25 de abril de 2017 (HealthDay News) -- Los mocos, la flema y otras formas de mucosidad quizá no sean el tema favorito de todos, pero unos científicos afirman que la mucosidad sintética podría ayudar a salvar vidas.

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) afirman que el moco producido en el laboratorio podría ayudar a combatir a las bacterias resistentes a los antibióticos.

La esperanza es encontrar nuevas formas de combatir las infecciones al replicar la capacidad natural de la mucosidad de controlar a las bacterias peligrosas.

"La mucosidad me emociona tanto porque estoy convencida de que puede ayudarnos a encontrar nuevas estrategias para protegernos de las infecciones, en particular las que se relacionan con un crecimiento excesivo de microbios nocivos", comentó la autora del estudio, Katharina Ribbeck, profesora de ingeniería de los tejidos del MIT.

Según las notas de respaldo del estudio, el cuerpo de una persona produce más o menos un galón (casi 4 litros) de mucosidad al día. Lejos de ser una molestia, la mucosidad ofrece un recubrimiento protector a más de 2,000 pies cuadrados (186 metros cuadrados) de superficies internas, como el tracto digestivo, la nariz, la boca, los ojos, los pulmones y el tracto reproductivo femenino.

La mucosidad también ayuda a mantener un equilibrio saludable entre los gérmenes beneficiosos y los potencialmente dañinos.

Ribbeck presentará la investigación en la reunión anual de la Sociedad Americana de Bioquímica y Biología Molecular (American Society for Biochemistry and Molecular Biology), del 22 al 26 de abril, en Chicago.

"A lo largo de millones de años, la mucosidad ha tenido que ver con la capacidad de mantener a raya a muchos de esos microbios patogénicos problemáticos, evitando que provoquen daños", señaló Ribbeck en un comunicado de prensa de la sociedad. "Pero la mucosidad no mata a los microbios, sino que los domestica".

Dijo que, por ejemplo, los científicos creen que una mucosidad sintética hecha con moléculas recubiertas de azúcares llamados mucinas, que por lo general se encuentran en la saliva, podrían prevenir las caries dentales. El próximo paso es estudiar el rol potencial de las mucinas en otras partes del cuerpo.

"Mi laboratorio y otros en otras partes del mundo han comenzado a producir polímeros inspirados en las mucinas y mucosidades [sintéticas]. Queremos utilizar esos polímeros diseñados para controlar patógenos problemáticos dentro y fuera del cuerpo y para parar la creciente amenaza de los microbios resistentes a los antibióticos", comentó Ribbeck.

Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por colegas.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la resistencia a los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad