Pujar pronto durante el parto no hace daño a la madre ni al bebé, encuentra un estudio

Pujar pronto durante el parto no hace daño a la madre ni al bebé, encuentra un estudio

MARTES, 9 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- Las madres embarazadas deben leer esta información.

Pujar antes durante el alumbramiento es igual de seguro para la mayoría de mujeres y bebés que pujar más tarde, informan unos investigadores.

El mejor momento para comenzar a pujar durante el parto ha sido tema de debate. Muchos hospitales de EE. UU. recomiendan retrasar los pujos, pero las evidencias no han sido concluyentes.

Este nuevo estudio de 2,400 madres primerizas encontró que pujar pronto no aumentó la necesidad de cesáreas. También se asoció con unas probabilidades más bajas de hemorragia e infección.

"La teoría para retrasar los pujos es que mientras se retrasan, el útero continúa contrayéndose y quizá hace parte del trabajo de parir al bebé", dijo la investigadora principal, la Dra. Alison Cahill, jefa de medicina materna y fetal en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Parte de la teoría es que eso aumentaría las probabilidades de tener un parto vaginal exitoso", señaló Cahill.

Pero en este estudio no fue así. Que las mujeres pujaran pronto o esperaran una hora no afectó a la necesidad de un parto quirúrgico, encontraron los investigadores.

Además, las futuras madres que pujaron pronto tenían un 40 por ciento menos de probabilidades de sufrir un sangrado significativo que las mujeres que comenzaron a pujar más tarde. También era un 30 por ciento menos probable que desarrollaran una infección, dijo Cahill.

Según Cahill, los pujos comienzan naturalmente durante la segunda etapa del parto, cuando el cuello uterino está completamente dilatado. Pero como la mayoría de las mujeres reciben un analgésico local durante el parto, las ansias de pujar se mitigan.

En ese momento, los médicos recomiendan pujar de inmediato con las contracciones, o retener los pujos, permitiendo al feto descender de forma espontánea, dijo.

En este ensayo, se seleccionó aleatoriamente a las participantes para que comenzaran a pujar pronto o para esperar una hora. Todas recibieron un analgésico local. El momento de los pujos no afectó a las probabilidades de un parto vaginal normal, ni hizo daño al bebé. Tampoco cambió la necesidad de fórceps ni de vacío, ni la necesidad de una cesárea, encontraron los investigadores.

"Las madres primerizas con anestesia regional no deben retrasar los pujos con la intención de aumentar las probabilidades de tener un parto vaginal", planteó Cahill.

Aunque el parto de las que pujaron de inmediato duró en promedio 32 minutos menos, ese grupo pujó durante unos nueve minutos más, según el estudio.

El informe aparece en la edición del 9 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association.

La Dra. Dana Gossett es profesora de obstetricia y ginecología en la Universidad de California, en San Francisco.

Comentó que "en Estados Unidos, intentamos encontrar formas de reducir la tasa de cesáreas, que han aumentado de forma dramática en los últimos 50 años".

Las cesáreas son malas para las madres y también podrían ser malas para los bebés, según Gossett, coautora de un editorial publicado junto con el estudio en la revista.

Los estándares recientes han permitido a las mujeres pujar más tiempo para fomentar el parto vaginal, y no pasar directamente a una cesárea, anotó Gossett. "No estaba claro si esto era seguro para la madre o para el bebé", dijo.

Este estudio mostró claramente el beneficio de los pujos tempranos, añadió Gossett.

"El parto y los pujos tienen riesgos para la madre y para el bebé, así que no se deben prolongar de forma innecesaria, pero deberíamos enfocarnos en las cosas que ayudan a reducir las tasas de cesáreas", dijo.

Más información

March of Dimes describe las etapas del parto.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión