Cáncer de mama ¿se puede prescindir de la radiación postquirúrgica?

Cáncer de mama ¿se puede prescindir de la radiación postquirúrgica?

En lugar de semanas de radiación tras una tumorectomía, un nuevo estudio muestra que a muchas mujeres con un cáncer de mama inicial les va igual de bien con una sola dosis de radiación dirigida que se administra durante la cirugía.

"Los resultados en el cáncer de mama, en términos del regreso del cáncer, la supervivencia al cáncer de mama, la mortalidad por el cáncer de mama, librarse de la mastectomía, librarse de la enfermedad en otros lugares del cuerpo, son exactamente los mismos que con las seis semanas de radiación usuales", comentó sobre la terapia de una sola dosis el Dr. Jayant Vaidya, profesor de cirugía y oncología del Colegio Universitario de Londres (UCL).

"Pero el punto más importante es que hubo una reducción en las muertes por causas aparte del cáncer de mama", señaló Vaidya.

El ensayo, en que participaron casi 2,300 mujeres que recibieron tratamiento entre 2000 y 2012, encontró que el método de una sola dosis puede ser una alternativa efectiva tras dar seguimiento a las pacientes durante un promedio de más de ocho años.

Tres de los autores del estudio (Vaidya, el Dr. Michael Baum y el Dr. Jeffrey Tobias, todos del UCL en Reino Unido), comenzaron la investigación hace unas dos décadas. Teorizaron que la radioterapia enfocada en el área que rodeaba al tumor justo después de la extirpación del tumor sería suficiente, comentó Vaidya, y crearon el dispositivo del tratamiento en colaboración con la industria. Trataron a la primera paciente usando este método en 1998.

De manera gradual, otros centros médicos se unieron al ensayo, aprendieron la técnica para tratar a las pacientes dentro de los parámetros del ensayo, y enviaron la información de seguimiento. Los criterios de elegibilidad eran que las mujeres tuvieran a partir de 45 años, y que tuvieran un carcinoma ductal invasivo de hasta 3.5 centímetros de tamaño. En el estudio participaron proveedores de todo el mundo, con pacientes de 32 centros médicos de 10 países, incluyendo a Estados Unidos.

Antes de los resultados más recientes, ya se sabía que cuando el cáncer de mama se trata mediante una tumorectomía en lugar de una mastectomía, la radiación del seno completo en dosis múltiples reduce el riesgo de recurrencia del cáncer en esa área, señalaron los autores del estudio.

También se sabía, a partir de resultados anteriores del estudio más reciente, que el hecho de restringir la radioterapia a solo el área circundante del tumor durante la cirugía evitaba los retrasos en la radiación, y presentaba ventajas para las pacientes, que incluían menos desplazamientos para el tratamiento, una mejor calidad de vida y menos efectos secundarios.

La nueva información que añadió esta parte del estudio muestra que el método de una sola dosis tiene "unos resultados a largo plazo de control local y supervivencia al cáncer similares a los de la radioterapia del seno completo", según el informe.

La recurrencia local de las pacientes con cáncer que recibieron la radiación dirigida de una sola dosis fue de un 2.1 por ciento a los cinco años, en comparación con un 0.95 por ciento entre las que recibieron la radioterapia de haz externo, una cifra que no se consideró clínicamente significativa. Las pacientes que recibieron la dosis única también tuvieron un número más bajo de otros tipos de cáncer, y menos problemas de salud pulmonar o cardiovascular, apuntó Vaidya. El motivo de que esto ocurriera no está claro.

"Se sabe que la radiación tiene efectos secundarios si hay una radiación desperdigada cuando realizamos radiación del seno completo. Esta radiación está enfocada. Este podría ser un motivo", dijo Vaidya.

"Además, la radiación administrada durante la cirugía en el momento adecuado también podría tener otros efectos beneficiosos", añadió. "Cualquiera que sea el motivo, se trata de un ensayo aleatorio, y encontramos una diferencia, y esa diferencia es real. No solo es estadísticamente significativa, es una diferencia sustancial".

Cada año, el cáncer de mama afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Tan solo en 2018, 2 millones de pacientes fueron diagnosticadas con cáncer de mama, y 626,000 personas fallecieron por la enfermedad. La mayoría de las pacientes pueden optar por someterse a una cirugía que preserva al seno y radiación, en lugar de una mastectomía.

En un 80 por ciento de los casos, esa sola dosis de radiación es lo único que necesitan, aseguró Vaidya. En el 20 por ciento restante, los resultados postquirúrgicos indican que esas pacientes necesitan radiación en el seno completo.

Los beneficios de este tratamiento incluyen a un costo más bajo, aseguró Vaidya. El tratamiento ya está disponible en unos 260 centros en todo el mundo, entre ellos unos 80 centros de Estados Unidos. Alrededor de 45,000 mujeres han recibido este tratamiento de una sola dosis, anotó.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea del 19 de agosto de la revista BMJ.

El Dr. William Cance, director médico y científico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que tanto el gran tamaño del estudio como el largo periodo de seguimiento fueron factores positivos.

Las pacientes tienen muchas opciones de radiación, anotó Cance. Elegir someterse a radiación durante la cirugía podría ser un asunto de la calidad de vida, y quizá todavía más en la era de la COVID-19, porque las pacientes no tendrían que ir repetidas veces al centro de atención de la salud para continuar el tratamiento.

Un factor limitante podría ser si la institución médica de una paciente no cuenta con la capacidad o la experiencia para ofrecer este tipo de radiación, planteó Cance.

"Creo que encontrar un centro que lo haga será uno de los factores limitantes, pero pienso que es una terapia promisoria en que menos tratamiento al menos no es peor y, como muestra este estudio, tiene ciertas ventajas a largo plazo", añadió.

Comparte tu opinión