¿Puede Google ayudar a reducir la brecha lingüística entre médicos y pacientes?

¿Puede Google ayudar a reducir la brecha lingüística entre médicos y pacientes?

MIÉRCOLES, 27 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Google Translate podría ser un aliado valioso para los médicos cuando tratan a pacientes que no hablan inglés, sugiere una investigación reciente.

"Google Translate es más preciso de lo que muchos profesionales clínicos creen, y creo que sin duda es más útil que no ofrecer nada en lo absoluto", comentó la primera autora, la Dra. Elaine Khoong, investigadora en atención primaria en la Universidad de California, en San Francisco.

"Respaldamos cautamente su uso", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Para llegar a esa conclusión, Khoong y su equipo analizaron 100 sets de instrucciones de alta del departamento de emergencias, traducidas por Google, y encontró que tenía una precisión del 92 por ciento para el español y una precisión del 81 por ciento para el chino.

De las traducciones imprecisas, apenas un 2 por ciento en español y un 8 por ciento en chino tenían el potencial de provocar un daño significativo, según los investigadores.

La mayoría de esos errores significativos se debían a errores de gramática o tipográficos en las instrucciones escritas en inglés originales, que alguien que pudiera leer inglés habría entendido, explicaron.

Google Translate tuvo problemas cuando los médicos usaron términos coloquiales como "no coma en este momento", una frase que Google tradujo al chino como "salte por encima" de una comida. Instrucciones como "no tome el medicamento para el riñón" (es decir, que dejaran de tomarlo) se tradujeron al español como "mantenga la medicación" y al chino como "siga tomando" la medicación. Esos errores podrían ser "potencialmente letales", dijo el equipo.

La jerga médica también le causó problemas a Google Translate, al igual que las oraciones largas y complejas, como "por favor vuelva al departamento de emergencias si el dolor abdominal empeora, si no puede comer o beber debido a los vómitos, si tiene diarrea sanguinolenta, si se desmaya o tiene algún otro síntoma preocupante".

La traducción de Google al chino fue "si pasa, vómitos, diarrea sanguinolenta, no puede comer o beber o algún otro síntoma; vuelva al departamento de emergencias para tratamiento".

Aunque era un error clínicamente significativo, no era potencialmente letal, según los investigadores.

"Confundió a la máquina porque la estructura de la oración era tan compleja", explicó Khoong. "Sin duda indica que los médicos deben revisar cuando escriben indicaciones. Nos acostumbramos a comunicar con oraciones muy complejas".

Lo mejor es usar Google Translate en combinación con intérpretes humanos que puedan descifrar las indicaciones verbales del médico para el paciente (en persona, por teléfono o por video) mientras el médico muestra al paciente la traducción escrita en la computadora o impresa, anotaron los investigadores.

Ese método daría a los pacientes la oportunidad de preguntar sobre los errores o los párrafos confusos mientras escuchan y leen.

Los médicos también deberían dar a sus pacientes que no hablan inglés la versión en inglés de las indicaciones por escrito, de forma que familiares o amigos angloparlantes puedan compararlas con la versión traducida, añadieron los investigadores.

El informe aparece en la edición del 25 de febrero de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

La Comisión Conjunta ofrece consejos para entender a los profesionales de la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión