Primer caso en que la COVID-19 provoca coágulos recurrentes en el brazo de un paciente

MIÉRCOLES, 19 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Unos investigadores han reportado el primer caso en que la COVID-19 provoca unos peligrosos coágulos sanguíneos recurrentes en el brazo de un paciente.

El informe ofrece nueva información sobre cómo el daño de la inflamación provocada por la COVID-19 puede persistir, y sobre la mejor forma de tratar los coágulos recurrentes, señalaron los investigadores de la Universidad de Rutgers.

Primer caso en que la COVID-19 provoca coágulos recurrentes en el brazo de un paciente

Ha habido informes de coágulos sanguíneos en las extremidades inferiores en pacientes con COVID-19, pero este es el primer caso conocido en que la COVID-19 provocó una recurrencia de coágulos sanguíneos en la parte superior del brazo.

El paciente era un hombre activo de 85 años que tenía un diagnóstico anterior de coágulos en las extremidades superiores, según el estudio, que se publicó en una edición reciente en línea de la revista Viruses.

"El paciente se presentó en su médico de atención primaria con quejas de hinchazón en el brazo izquierdo, y lo mandaron al hospital para una gestión posterior, donde fue diagnosticado con un coágulo sanguíneo en la parte superior del brazo y una infección asintomática con la COVID-19", comentó la colíder del estudio, Payal Parikh, profesora asistente de medicina de la Facultad de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey.

"Aunque sus niveles de oxígeno no disminuyeron, fue hospitalizado para la gestión de su coágulo sanguíneo en la profundidad de una vena de su extremidad superior. Con frecuencia, los coágulos sanguíneos son precedidos por unas afecciones inflamatorias crónicas que son exacerbadas por la inmovilidad, y raras veces ocurren en pacientes que por lo demás están sanos y son activos al inicio", anotó Parikh en un comunicado de prensa de la Rutgers.

La mayoría de los coágulos sanguíneos profundos de las venas ocurren en las piernas. Apenas alrededor de un 10 por ciento de los coágulos sanguíneos ocurren en los brazos, y de esos casos, tan solo un 9 por ciento recurren, anotaron los autores del estudio.

"Esto es preocupante dado que, en un 30 por ciento de estos pacientes, el coágulo puede desplazarse al pulmón y quizá resultar letal", advirtió Parikh. "Otras complicaciones discapacitantes incluyen una hinchazón persistente, dolor y fatiga en el brazo".

Este estudio de caso muestra que los proveedores de atención de la salud deben considerar las pruebas de trombosis venosa profunda y de COVID-19 en los pacientes que tienen una hinchazón sin explicación, y que las personas que tengan resultados positivos de la COVID-19 deben buscar atención médica si presentan unos niveles decrecientes de oxígeno, falta de aliento y cualquier hinchazón sin explicar, aconsejó Parikh.

"Si le han diagnosticado antes una trombosis venosa profunda o tiene una enfermedad crónica que le predisponga a los coágulos sanguíneos, tiene un riesgo más alto de recurrencia de un trombo venoso profundo en el ámbito de una infección con la COVID-19 y, por tanto, debe estar atento", enfatizó Parikh.

Más información

La Sociedad Americana de Hematología (American Society of Hematology) ofrece más información sobre los coágulos sanguíneos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Rutgers University, news release, May 15, 2021

Comparte tu opinión