¿Por qué los adolescentes y los milénicos están ignorando las advertencias sobre el coronavirus?

¿Por qué los adolescentes y los milénicos están ignorando las advertencias sobre el coronavirus?

JUEVES, 26 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- En lo que solo se puede describir como la estupidez de la juventud, al menos un joven de Kentucky se infectó con COVID-19 tras participar en una "fiesta de coronavirus".

Los parranderos se juntaron "pensando que eran invencibles", y desafiaron a propósito las directrices estatales sobre la práctica del distanciamiento social, comentó el martes el gobernador de Kentucky, Andy Beshear.

"Este caso me enoja", declaró Beshear a CNN. "Tenemos que hacerlo mucho mejor".

Pero la indiferencia de la juventud que se ha exhibido durante la pandemia de coronavirus no para ahí: las noticias han mostrado a adultos jóvenes y adolescentes llenando playas y bares durante las vacaciones de primavera, ignorando los ruegos de las autoridades de salud pública de que practiquen el distanciamiento social, y actuando como si el mundo no estuviera en medio de una pandemia.

Incluso la Dra. Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo del coronavirus, hizo un ruego personal la semana pasada a los adultos jóvenes, pidiéndoles que se quedaran en casa.

"Los milénicos son la clave, porque son los que salen, y son los más propensos a ir a reuniones sociales, y también los que tienen más probabilidades de ser asintomáticos", dijo a los reporteros en una reunión de prensa del lunes en la Casa Blanca.

"Los milénicos nos pueden ayudar muchísimo", añadió Birx. "Los milénicos pueden hablar entre sí sobre lo importante que es en este momento proteger a todas las personas".

Una psicóloga ofreció algunos motivos por los cuales los adultos jóvenes parecen no escuchar las súplicas de las autoridades de salud pública.

"Seguir viendo a adolescentes y a los adultos jóvenes en las playas, los parques y otros lugares de reunión es una gran preocupación, cuando también escuchamos las continuas instrucciones de los líderes estatales, federales y comunitarios que nos piden que por favor no nos reunamos en grupos. Uno comienza a preguntarse por qué siguen haciéndolo", comentó Robin Gurwitch, psicóloga de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

Observó que, con frecuencia, los adolescentes y los adultos jóvenes se sienten invulnerables. Además, los datos iniciales sobre el virus sugerían que las personas jóvenes quizá no se verían tan afectadas por el coronavirus como las mayores, lo que podría haber ayudado a fomentar esa creencia.

Los jóvenes no son inmunes a la enfermedad

Pero investigaciones más recientes muestran que los adolescentes y adultos jóvenes están en riesgo por el virus. En Nueva York, el estado que está ahora experimentando el número más alto de casos, un 54 por ciento de los afectados tienen entre 18 y 49 años, según el gobernador Andrew Cuomo.

La información más reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. confirman que el coronavirus sí afecta más a las personas mayores, pero los jóvenes no se libran del todo de lo peor de esa infección. En Estados Unidos, más o menos una de cada cinco personas hospitalizadas con la infección COVID-19 tiene de 18 a 44 años.

La preocupación sobre la respuesta de los adolescentes y los adultos jóvenes no se limita a Estados Unidos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que "tengo un mensaje para los jóvenes: no son invencibles. El virus podría mandarlos al hospital durante semanas, o incluso matarlos. Aunque no enfermen, las decisiones que toman sobre dónde ir podrían ser la diferencia entre la vida y la muerte para otras personas".

Pero E. Scott Geller, profesor de Virginia Tech, dijo que cuando los adolescentes y adultos jóvenes se reúnen con sus amigos o se van de vacaciones de primavera "probablemente no estén pensando en las demás personas a quienes ponen en riesgo".

Gurwitch sugirió recordarles que piensen en las personas por las cuales practican el distanciamiento social. ¿Lo hace para proteger a sus padres, abuelos o a un amigo inmunocomprometido? La preocupación por los demás podría ayudar a los jóvenes a comenzar a seguir los mensajes de salud pública, señaló.

Explíqueles que "cuando salen con sus amigos, aunque solo se junten en grupos pequeños, cuando vuelven a casa, vuelven a estar con los adultos, niños y quizás los abuelos que tal vez no sean tan resistentes al virus", enfatizó.

Consejos para los padres

Y aconsejó a los padres que "tengan esa conversación. Dígales que es difícil, y no es divertido", pero recuérdeles por qué es importante y que lo hacen para ayudar a proteger a las personas a quienes quieren.

Gurwitch también dijo que los padres deben recordar que es típicamente una época en la vida de un adolescente en que intenta separarse de la familia y hacerse independiente.

"Es parte de la trayectoria normal del desarrollo, intentar tomar sus propias decisiones, y ahora, la respuesta al virus les quita toda sensación de control", dijo Gurwitch.

Geller observó que "tan pronto creo que no tengo el control, sufro a nivel emocional. Nos gusta sentir que tenemos opciones, que tenemos el control".

Hay que prever que los adolescentes no se sientan felices cuando les impongan límites.

Otro problema que ambos expertos anotaron son los mensajes contradictorios del gobierno federal y los gobiernos estatales.

"Debemos ser consistentes en nuestros mensajes. SI los mensajes no son consistentes, los jóvenes verán el mensaje positivo y dirán que 'si fulano de tal dice que todo está bien, puedo salir sin problemas'", comentó Geller.

Muchos adolescentes sienten una pérdida de su juventud

Geller añadió que esta incoherencia es también lo que provoca que las personas hagan cosas como comprar papel sanitario en pánico. Aconsejó enfatizar una actitud de empatía y de que "todos estamos juntos en esto".

Muchos jóvenes también experimentan una pérdida, apuntó Gurwitch. "Muchos adolescentes no están pudiendo participar en los ritos de paso típicos: conseguir la licencia de conducir a los 16 años, las competiciones deportivas, las fiestas de fin del año escolar, las graduaciones, y hasta los niños más pequeños tienen actividades que no están haciendo. Debemos reconocer que hay luto, ira, frustración y tristeza", dijo.

"Desde la segunda guerra mundial no habíamos tenido que tomar medidas tan drásticas ni cambiar la forma en que hacemos todas esas cosas. Las escuelas intentan encontrar formas de hacer cosas como las graduaciones. Quizá se hagan más tarde, o se hagan en línea, pero sigue habiendo una sensación de oportunidades y expectativas perdidas", anotó.

Gurwitch dijo que es importante asegurar que los adolescentes y adultos jóvenes permanezcan conectados con sus amigos. Hacer reuniones en línea no es lo mismo que juntarse en la cafetería local, pero socializar es importante. También animó a que planifiquen actividades futuras. ¿Cuándo podrán ustedes y sus amigos estar juntos de nuevo?

"Ahora mismo, todos tenemos un rol muy importante", dijo, y añadió que aunque quedarse en casa es duro, hará una gran diferencia.

Más información

Aprenda más sobre cómo protegerse del coronavirus en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión