Por qué las mujeres 'noctámbulas' podrían tener un riesgo más alto durante el embarazo

MIÉRCOLES, 24 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Las mujeres que desarrollan diabetes durante el embarazo tienen un riesgo más alto de complicaciones, tanto en ellas mismas como en sus bebés, si son noctámbulas en lugar de madrugadoras, encuentra un estudio reciente.

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de parto prematuro y de preeclampsia (una hipertensión inducida por el embarazo) de la madre. También aumenta el riesgo del bebé de crecer demasiado en el útero o de tener problemas respiratorios tras nacer.

Por qué las mujeres 'noctámbulas' podrían tener un riesgo más alto durante el embarazo

En el nuevo estudio participaron 305 mujeres con diabetes gestacional durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo. Casi la mitad dijeron que eran madrugadoras, 21 eran noctámbulas y 133 no tenían una preferencia contundente por ninguna de las dos cosas.

En comparación con las demás mujeres del estudio, las noctámbulas tenían un riesgo tres veces más alto de preeclampsia, y un riesgo cuatro veces más alto de que sus hijos recién nacidos fueran tratado en una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Los hallazgos se presentaron el sábado en la reunión anual virtual de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society).

El estudio sugiere un nuevo riesgo de salud potencial de las alteraciones del reloj interno de 24 horas del cuerpo, en específico del ciclo de sueño y vigilia, según la autora del estudio, la Dra. Cristina Figueiredo Sampaio Facanha, endocrinóloga del centro de diabetes de la Universidad Federal de Ceara en Fortaleza, Brasil.

"Las alteraciones del ritmo circadiano podrían añadir un factor de riesgo adicional de unos resultados malos en el embarazo en las mujeres con diabetes gestacional", comentó Facanha en un comunicado de prensa de la sociedad endocrina.

El metabolismo de las hormonas, la presión arterial y el azúcar en la sangre (glucosa) sigue a unos ritmos circadianos que se sincronizan con un reloj maestro en el cerebro, explicó. "Cuando el ritmo circadiano del ciclo de sueño y vigilia se descontrola, no solo puede crear problemas del sueño, sino que también puede interferir con el metabolismo de la glucosa, y afectar a la salud del embarazo", anotó Facanha.

El estudio también encontró que las noctámbulas reportaron unos síntomas significativamente mayores de depresión tanto antes como después del embarazo, además de un sueño de peor calidad, insomnio y somnolencia diurna.

Incluso después de que los investigadores tomaron encuentra las variables de la depresión y el sueño, ser noctámbula siguió siendo un factor de riesgo independiente de preeclampsia en las mujeres con diabetes gestacional.

Evaluar a las mujeres con diabetes gestacional para averiguar si son noctámbulas "podría ser útil para ayudar a predecir las complicaciones del embarazo", sugirió Facanha.

"Las mujeres quizá puedan reducir su preferencia por la nocturnidad", apuntó. "Un cambio en los hábitos y una mayor exposición a la luz matutina natural, el ejercicio y una reducción en la luz azul de las pantallas es una forma accesible de tratamiento que puede, potencialmente, mejorar las medidas de salud en el embarazo".

La diabetes gestacional afecta a entre cuatro y ocho de cada 100 mujeres embarazadas en Estados Unidos, según la Red de Salud Hormonal (Hormone Health Network) y la Federación Internacional de la Diabetes (International Diabetes Federation).

Los datos y conclusiones presentados en reuniones deben ser considerados preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre la diabetes gestacional.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The Endocrine Society, news release, March 20, 2021

Comparte tu opinión