Cómo puede ayudar a la salud hacer las compras online

¿Quieres controlar las tentaciones en el área de cajas del supermercado? Una reciente investigación parece haber encontrado una solución.

Las personas tal vez gasten más dinero cuando compran la comida online, pero también tienden a elegir menos alimentos malsanos "sensibles a los impulsos", como los dulces y las galletas, según una publicación en HealthDay.

Cómo puede ayudar a la salud hacer las compras online
Mujer usando su laptop para hacer una compra online. | Foto: ISTOCK

En el nuevo estudio, los investigadores observaron los hábitos de compra de 137 personas encargadas del abastecimiento familiar, tanto en la tienda como vía online.

Los participantes habían comprado al menos una vez en la tienda y al menos una vez vía online, en un total de 5.573 transacciones entre 2015 y 2017.

"Hubo diferencias tanto en la cantidad como en los tipos de alimentos comprados cuando la transacción se realizó online, en comparación a cuando se hizo en la tienda", señaló la autora principal, Laura Zatz, del departamento de nutrición y del departamento de ciencias sociales y de la salud de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan, de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Cuando los participantes del estudio compraron online, gastaron aproximádamente 44% más por transacción, y compraron un mayor número y variedad de artículos, en comparación que cuando compraron en la tienda", añadió.

"También encontramos que hacer la compra online se asoció con una reducción en el gasto por transacción en dulces, postres fríos o congelados, y postres de granos, como las galletas y el pastel".

Esta reducción en la compra de alimentos menos saludables no sucedió en las bebidas azucaradas o los refrigerios dulces y salados.

Aunque el gasto de los compradores en esas categorías no cambió, los investigadores encontraron que los compradores en la tienda gastaron, en promedio, 2.50 dólares adicionales por transacción en dulces y postres.

Las bebidas azucaradas y los refrigerios dulces y salados quizá no sean tan sensibles al impulso como se preveía, a pesar de su ubicación prominente, hipotetizaron los investigadores.

El informe se publicó en la edición del 8 de junio de la revista Journal of Nutrition Education and Behavior.

Según el autor sénior del estudio, Eric Rimm, profesor de epidemiología y nutrición de la Harvard, "las bebidas azucaradas y los refrigerios tal vez hayan sido una compra planificada en gran parte de la muestra de nuestro estudio.

Esto encajaría con otras investigaciones de la industria, que muestran que ni los refrigerios dulces y salados ni las bebidas azucaradas se encuentran entre las cinco categorías principales de compras no planificadas de comida".

En los últimos años, la compra de comida online ha crecido de forma exponencial, anotó Zatz. Evaluar la evolución de las prácticas de mercadeo en el ámbito de las compras de comida online será un área importante para las investigaciones futuras.

"Dado que más personas compran la comida online, será de verdad importante comprender cómo esto impacta al perfil nutricional de los alimentos que compran", explicó en un comunicado de prensa de la revista.

"Algo alentador es que nuestros resultados sugieren que hacer la compra de la comida online se asocia con una reducción en el gasto en varios artículos malsanos.

Pero debemos monitorizar los patrones de compra para asegurar que unas sofisticadas tácticas de mercadeo online, como los anuncios en ventanas emergentes, no lo invaliden", añadió Zatz.

Fuentes consultadas: Journal of Nutrition Education and Behavior, news release, June 8, 2021

Comparte tu opinión