Por primera vez, los médicos usan la robótica para tratar un aneurisma cerebral

Por primera vez, los médicos usan la robótica para tratar un aneurisma cerebral

VIERNES, 21 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Unos médicos canadienses que realizaron la primera cirugía robótica para tratar un aneurisma cerebral afirman que el método podría mejorar la disponibilidad y la precisión de la atención que salva vidas en el accidente cerebrovascular (ACV).

El uso de la tecnología también podría ser un primer paso para la cirugía robótica remota para el ACV y otras afecciones que implican a los vasos sanguíneos del cerebro.

"En el futuro, quizá, un paciente podría acabar en un centro pequeño en algún lugar, y el personal podría poner al paciente en la sala adecuada donde se pueda realizar el procedimiento", explicó el Dr. Mitchell Elkind, presidente electo de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association). "Y entonces, un experto que esté en otro lugar, quizá a cientos o miles de millas de distancia, podría realizar el procedimiento de forma remota. Es como ciencia ficción. Suena muy emocionante, y tiene mucho potencial".

Elkind no participó en el nuevo informe, que fue dirigido por el Dr. Vitor Mendes Pereira, neurocirujano y neurorradiólogo del Hospital del Oeste de Toronto. Su equipo presentó sus hallazgos el viernes en la Conferencia Internacional sobre el Accidente Cerebrovascular, en Los Ángeles.

Como explicaron los médicos canadienses, la tecnología robótica ya se usa en muchas cirugías, incluyendo procedimientos cardiacos. Pero todavía no se ha probado en las delicadas cirugías neurovasculares, que son procedimientos en los vasos sanguíneos del cerebro.

El equipo de Toronto reportó el caso de una mujer de 64 años con una ruptura de aneurisma en la base del cráneo.

Un aneurisma es un abultamiento en la pared de una arteria que, si revienta, puede conducir a un sangrado peligroso o a la muerte.

El grupo de Mendes Pereira usó un brazo robótico para colocar una endoprótesis en la arteria afectada, y entonces usó el mismo "microcatéter" para entrar al aneurisma y hacer que fuera más seguro mediante la colocación de varias espirales.

Desde ese primer caso, el equipo dijo que ha realizado con éxito cinco tratamientos más para aneurismas usando el brazo robótico, incluyendo la colocación de varios dispositivos, como las endoprótesis, para desviar el flujo sanguíneo de forma más segura.

"Esta experiencia es el primer paso para lograr nuestra visión de unos procedimientos neurovasculares remotos", señaló Mendes Pereira en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association). "La capacidad de realizar un tratamiento intracraneal para el aneurisma robóticamente es un importante paso hacia una intervención neuroendovascular", explicó.

"La expectativa es que los sistemas robóticos futuros se podrán controlar remotamente. Por ejemplo, yo podría estar en mi hospital y administrar la terapia a un paciente a cientos o incluso miles de kilómetros de distancia", aseguró Mendes Pereira.

Dos cardiólogos que no participaron en el nuevo informe dijeron que la atención robótica para el ACV debería agilizar las intervenciones que salvan vidas para más pacientes.

"Esta tecnología podría ayudar a eliminar la necesidad de transferir [a los pacientes a un hospital especializado], permitiendo así un tratamiento más rápido y salvando en potencia a millones de neuronas", explicó el Dr. Keith DeSousa, director de servicios neuroendovasculares y del programa neurovascular del Hospital de Southside de Bay Shore, Nueva York.

Afirmó que la llegada de la atención robótica para el ACV es "un próximo paso esencial para este campo".

El Dr. Rafael Ortiz es jefe de cirugía neuroendovascular de las regiones de Manhattan y Westchester de Northwell Health, en la ciudad de Nueva York. Se mostró de acuerdo en que "la cirugía robótica neuroendovascular amplía la capacidad de los cirujanos de realizar los procedimientos de forma remota, específicamente en regiones del mundo que cuentan con pocos servicios".

Según Mendes Pereira, "la capacidad de administrar una atención rápida a través de la robótica remota para procedimientos en que el tiempo es esencial, como en el ACV, podría tener un inmenso impacto al mejorar los resultados de los pacientes y permitirnos administrar una atención de avanzada a los pacientes en todos los lugares, sin importar la geografía".

Concluyó que "la experiencia [de su equipo], y la de los futuros operadores de esta tecnología, ayudará a desarrollar los flujos de trabajo y los procesos necesarios para implementar unos programas robóticos exitosos, lo que en última instancia ayudará a establecer redes de atención remota en el futuro".

Dado que el nuevo informe fue presentado en una reunión médica, sus hallazgos se deben considerar preliminares hasta que sean publicados en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Brain Aneurysm Foundation ofrece más información sobre los aneurismas del cerebro.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión