¿Podría usted salvarle la vida a alguien que sufra una sobredosis de opioides?

¿Podría usted salvarle la vida a alguien que sufra una sobredosis de opioides?

LUNES, 27 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Mientras Estados Unidos se enfrenta a una crisis de abuso de los opioides, se está instando a los estadounidenses a aprender a reconocer y a responder a las sobredosis de estas y otras drogas.

Una población mejor preparada para detectar y responder a las sobredosis de opioides podría ayudar a reducir las casi 200 muertes al día vinculadas con las drogas y el alcohol en EE. UU., señaló la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists, ASA).

Cada día en Estados Unidos, 130 personas mueren de sobredosis de opioides, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"El trágico aumento en las muertes por sobredosis es un problema alarmante y devastador que afecta a muchos de nosotros", comentó en un comunicado de prensa de la ASA la Dra. Mary Dale Peterson, presidenta de la sociedad. "Si uno puede identificar una sobredosis o una intoxicación con alcohol, es más probable que reaccione rápidamente, haciendo una diferencia entre la vida y la muerte de un familiar, amigo o desconocido".

La ASA se asoció con el Cirujano General de EE. UU., el Dr. Jerome Adams, durante la Semana de los médicos anestesiólogos, del 26 de enero al 1 de febrero, para educar a las personas sobre las señales de una sobredosis de drogas o intoxicación con alcohol.

Entre éstas se encuentran:

  • Una respiración superficial, lenta o irregular (de menos de ocho respiraciones por minuto o una interrupción de más de 10 segundo entre respiraciones).
  • Una somnolencia extrema o la inconciencia, e incapacidad de hablar.
  • Piel de color azulado o grisáceo, con labios y uñas oscuros.
  • Sonidos de ronquidos o borboteos.
  • Confusión.
  • Vómitos.
  • Convulsiones.
  • Una temperatura corporal baja.

Si observa cualquiera de esas señales en alguien, llame al 911. Nunca deje sola a una persona inconsciente, porque podría estar en riesgo de morir, incluso de ahogarse en su propio vómito.

Los opioides son la principal causa de sobredosis. Si sospecha una sobredosis de opioides, administre de inmediato la naloxona, que es un antídoto contra las sobredosis de opioides, si está disponible, aconsejó la ASA. La naloxona se puede administrar mediante una inyección o un aerosol nasal, y el acceso a ella está aumentando.

"Para parar la ola de la epidemia de sobredosis de opioides, necesitamos que todo el mundo se considere a sí mismo un socorrista. Debemos animar a todos los integrantes de la comunidad a llevar naloxona y a saber cómo usarla", planteó Adams en el comunicado de prensa.

"Cuando se tiene a mano, la naloxona podría significar la diferencia entre la vida y la muerte, y puede ser el primer paso para llevar a alguien al camino de la recuperación", aseguró Adams, que publicó un aviso del Cirujano General en 2018 que hacía un llamamiento a una mayor concienciación sobre, y un mayor uso de, la naloxona.

El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias, ha visto los trágicos resultados de las sobredosis de drogas de primera mano. "Es imperativo que todo el mundo se convierta en 'socorrista' en esta crisis en curso", enfatizó.

"Las intervenciones tempranas incluyen cosas sencillas como el reconocimiento de la respiración lenta, superficial o irregular, además de pupilas puntiformes: se trata de señales de una sobredosis de opioides", comentó Glatter, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Si ve algo, haga algo. Sea proactivo, llame al 911 rápidamente tras administrar naloxona", añadió. "El uso temprano de la naloxona, administrada mediante inyección o por la ruta nasal, puede salvar vidas. Todos podemos aprender a usarla mediante el entrenamiento y la instrucción adecuados".

Y Glatter anotó que las sobredosis con benzodiacepinas (medicamentos como Ativan, Valium y Xanax) también están aumentando.

"Las personas que sufren sobredosis de esos medicamentos podrían sentirse somnolientas y tener una respiración superficial, parecido a una sobredosis de opioides", comentó Glatter. "Una sobredosis de benzodiacepinas conduce a una depresión respiratoria y a la muerte si no se reconoce de inmediato. Las personas que abusan de las benzodiacepinas también podrían abusar de los opioides, lo que puede aumentar de forma significativa el riesgo de depresión respiratoria, aspiración y muerte".

Evitar que un ser querido aumente su abuso de las drogas también es clave para la prevención de las sobredosis, añadió.

Esto incluye "hablar con al proveedor de atención de la salud o el gerente de caso de la persona sobre la preocupación", aconsejó Glatter. "Realizar una intervención con los familiares, trabajadores sociales, gerentes de caso y proveedores de atención de la salud podría salvar una vida".

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la crisis de sobredosis de opioides.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión