¿Podría la calvicie convertirse en algo 'opcional'? Una nueva investigación ofrece esperanza a los hombres

¿Podría la calvicie convertirse en algo 'opcional'? Una nueva investigación ofrece esperanza a los hombres

JUEVES, 19 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- La mejor forma de evitar la calvicie es evitar que el cabello se caiga en primer lugar. Ahora, unos investigadores afirman que un nuevo descubrimiento sobre el crecimiento del cabello podría ayudar a los hombres a mantener su pelo de por vida.

La nueva revelación implica a una estructura que se encuentra dentro del folículo piloso.

"Nuestro descubrimiento importante es un músculo liso que era desconocido y que rodea a los folículos pilosos en lo que se conoce como la vaina dérmica", explicó el investigador principal, el Dr. Michael Rendl, director asociado de Instituto de Células Madre de la Familia Black de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Rendl explicó que en el ciclo vital de cada pelo humano, un nuevo tallo del cabello es creado por las llamadas células papilares dérmicas. Esas células especializadas comienzan en la base de los folículos pilosos en crecimiento, pero entonces se desplazan lentamente hacia arriba en las células madre que se encuentra en las puntas de los folículos.

Esas células madre reciben señales de las células papilares dérmicas cercanas "para comenzar la siguiente fase del crecimiento y producir un nuevo tallo del cabello, mientras que el tallo del cabello anterior se cae", explicaron los investigadores en un comunicado de prensa de Mount Sinai.

Pero a veces esa asociación entre células se interrumpe. Y esto podría tener un rol en la pérdida del cabello.

Hace mucho que los investigadores se preguntan cómo las células papilares dérmicas se desplazan hacia arriba en las células madre.

Trabajando con ratones, "encontramos una respuesta sobre cómo funciona, al descubrir que la vaina dérmica que rodea a los folículos pilosos en crecimiento es un músculo liso, cuya función es contraerse y empujar hacia arriba al tallo del cabello y halar hacia arriba a las papilas dérmicas", señaló Rendl.

Experimentos posteriores sugieren que los cabellos humanos siguen un mecanismo similar, según su equipo.

Y en la fase de "destrucción" del ciclo de crecimiento del cabello, la vaina dérmica se contrae, permitiendo a las hebras de cabello existentes caerse.

Esto sucede de forma natural en las cabezas con todo su cabello, pero cuando ocurre con demasiada frecuencia, puede comenzar la calvicie.

Según Rendl, esta nueva información sobre cómo la vaina dérmica funciona podría reenfocar la investigación sobre la pérdida del cabello.

"Bloquear el músculo recién descubierto y su contracción no puede curar la calvicie provocada por esos procesos", explicó. "En vez de ello, bloquear la contracción y parar la fase de destrucción del ciclo tiene el potencial de retener el tallo del cabello existente que de lo contrario se pierde cuando se produce un nuevo tallo de cabello".

"Este tipo de músculo no puede controlarse voluntariamente, [es] similar a los que se encuentran en los vasos sanguíneos", comentó Rendl. "Pero podemos controlarlo mediante fármacos que puedan bloquear la contracción".

Eso significa que algún día los hombres podrían tener un tratamiento que simplemente les permita mantener el cabello que tengan en la cabeza en ese momento, en lugar de perderlo poco a poco.

"Nos emociona la posibilidad de desarrollar métodos para bloquear la contracción de la vaina, detener la regresión de los folículos y prevenir la pérdida del cabello existente antes de que el cabello nuevo pueda crecer", comentó Rendl.

Una dermatóloga que tiene conocimientos sobre la pérdida del cabello dijo que los hallazgos podrían ofrecer una nueva esperanza para los hombres con problemas foliculares.

"El futuro de la pérdida del cabello parece muy promisorio, y este estudio muestra que pronto quizá la calvicie sea opcional", aseguró la Dra. Michele Green, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Ha habido numerosas [iniciativas de] investigación sobre la regeneración del cabello, pero este estudio muestra que la vaina dérmica puede conservar al folículo piloso para regenerar un nuevo crecimiento del cabello", señaló.

Además de parar potencialmente el ciclo de crecimiento del cabello antes de su fase de "destrucción", modificar a la vaina dérmica también podría "prevenir que el folículo piloso se desactive", razonó Green.

Esto es importante, porque "los folículos pilosos desactivados no se pueden restaurar, por tanto no pueden regenerar el cabello", dijo.

Aun así, todavía falta mucho para una cura para la calvicie, enfatizó Rendl.

"Falta un camino más largo antes de que el bloqueo de la contracción del músculo de la vaina pueda convertirse en una realidad para detener el ciclo del cabello en la fase de la destrucción", comentó. "Debe probarse que es efectivo en los folículos pilosos humanos, primero en una placa, y probar que es seguro tras saber qué sucede a largo plazo con los folículos frenados".

Aun así, "estamos emocionados con explorarlo", añadió Rendl.

Los hallazgos aparecen en la edición del 19 de diciembre de la revista Science.

Más información

La Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology) ofrece más información sobre la pérdida del cabello.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión