¿Podría el grupo sanguíneo aumentar las probabilidades de ACV?

JUEVES, 1 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- El riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) a una edad temprana podría depender, en parte, del grupo sanguíneo (o tipo de sangre) de una persona, sugiere un estudio de gran tamaño.

Cuando se trata del riesgo de un ACV isquémico (el tipo que es provocado por un coágulo de sangre), los estudios han apuntado a que el grupo sanguíneo podría tener un rol. Las personas con sangre del grupo O tienen en general un riesgo algo más bajo que las que tienen sangre del grupo A, B o AB.

¿Podría el grupo sanguíneo aumentar las probabilidades de ACV?

Ahora, el nuevo estudio sugiere que el grupo sanguíneo se vincula de forma más firme con el riesgo de un ACV isquémico a una edad más temprana (antes de los 60 años) en comparación con una edad más avanzada. Y el grupo sanguíneo A, en específico, se destacó como factor de riesgo.

Los investigadores enfatizaron que el grupo sanguíneo no es una influencia fuerte: en promedio, encontraron, las personas con el grupo sanguíneo A tenían un riesgo un 16 por ciento más alto de sufrir un ACV antes de los 60 años, en comparación con las personas con otros grupos sanguíneos. Por otra parte, el grupo sanguíneo O se vinculó con una reducción de un 12 por ciento en el riesgo.

"Las personas con el grupo sanguíneo A no deben preocuparse", comentó el investigador Braxon Mitchell, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, en Baltimore.

Muchas cosas afectan el riesgo de ACV de una persona, apuntó, entre ellas factores que, a diferencia del grupo sanguíneo, se pueden cambiar.

Las personas pueden evitar fumar, hacer ejercicio regular, comer una dieta saludable, y controlar su hipertensión, diabetes y otras afecciones de la salud que aumentan el riesgo de ACV, aconsejó.

¿Por qué haría el grupo sanguíneo una diferencia en el riesgo de ACV? Los ACV isquémicos, que son la mayoría de ACV, ocurren cuando un coágulo sanguíneo bloquea el flujo sanguíneo al cerebro. Y se sabe que las personas con un grupo sanguíneo que no es el O tienen unos niveles más altos de ciertas proteínas, llamadas factor de von Willebrand (FVW) y factor VIII, que contribuyen a la formación de coágulos.

Mitchell dijo que los nuevos hallazgos sugieren que una propensión a la formación de coágulos podría tener un rol más importante en los ACV de las personas más jóvenes, en comparación con los que ocurren a una edad más avanzada.

Otros hallazgos del estudio dan respaldo a esta idea: el grupo sanguíneo A también se vinculó con un aumento en el riesgo de tromboembolismo venoso, en que se forma un coágulo en las venas. Y, una vez más, el grupo sanguíneo hizo una mayor diferencia entre las personas menores de 60 años, frente a los adultos de más edad.

El grupo O es el grupo sanguíneo más común. Según la Cruz Roja Americana, alrededor de un 45 por ciento de los estadounidenses blancos portan el grupo O, mientras que la tasa es más alta entre los estadounidenses negros e hispanos, de un 51 y un 57 por ciento, respectivamente. El grupo A es el segundo grupo sanguíneo más común.

Los nuevos hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 31 de agosto de la revista Neurology, provienen de 48 estudios de todo el mundo. Incluyeron a alrededor de 17,000 personas que habían sufrido un ACV isquémico antes de los 60 años, junto con un grupo que sufrió un ACV a una edad más avanzada, y un grupo de comparación de individuos sanos.

Al observar los perfiles genéticos de los participantes, los investigadores buscaron variantes genéticas vinculadas con el riesgo de un ACV temprano. La única correspondencia firme resultó ser en un región cromosómica que incluye al gen ABO, que determina al grupo sanguíneo.

Las personas con el grupo sanguíneo O tenían un riesgo más bajo de ACV, y el vínculo más potente fue con una presentación temprana en lugar de tardía: un riesgo un 12 por ciento más bajo de ACV temprano, pero un riesgo apenas un 4 por ciento más bajo de ACV a partir de los 60 años.

De forma similar, las personas con el grupo sanguíneo A tenían un riesgo un 16 por ciento más alto de ACV antes de los 60 años, pero un aumento de solo un 5 por ciento en el riesgo a edades más avanzadas.

La Dra. Bharti Manwani es una neuróloga vascular de la Facultad de Medicina McGovern de UTHealth Houston, y voluntaria de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

Afirmó que el estudio era "muy interesante", y se mostró de acuerdo en que sugiere que una propensión a la coagulación de la sangre quizá tenga un rol más importante en el ACV a una edad más temprana.

Pero, enfatizó Manwani, los hallazgos no significan que tener el grupo sanguíneo A sea "una condena".

Independientemente del grupo sanguíneo, enfatizó, las personas deben enfocarse en los factores de riesgo del ACV que pueden controlar.

Pero tanto ella como Mitchell señalaron que es posible que las personas con el grupo sanguíneo A pudieran ser más vulnerables a los efectos de otros factores que pueden fomentar los coágulos en la sangre, por ejemplo los anticonceptivos orales o fumar.

Mitchell y sus colaboradores encontraron evidencias de esto en un estudio preliminar que se presentó en marzo del año pasado en una reunión de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association): las mujeres que usaban pastillas anticonceptivas tenían un riesgo más alto de sufrir un ACV antes de los 50 años, en comparación con las mujeres que ni fumaban ni usaban la píldora. Y este riesgo aumentó más cuando tenían un grupo sanguíneo que no era el O.

Los ACV no son comunes entre las personas jóvenes, pero sí suceden. De los casi 800,000 estadounidenses que sufren un ACV cada año, de un 10 a un 15 por ciento son adultos con 45 años o menos, según la AHA.

Y en las últimas décadas, añade el grupo, la tasa de ACV entre los estadounidenses menores de 50 años ha estado en aumento, quizá debido a que afecciones como la hipertensión y la diabetes se han vuelto más comunes entre personas más jóvenes.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre los factores de riesgo del accidente cerebrovascular.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Braxton Mitchell, PhD, MPH, professor, medicine, epidemiology and public health, University of Maryland School of Medicine, Baltimore; Bharti Manwani, MD, PhD, vascular neurologist, assistant professor, McGovern Medical School at UTHealth Houston; Neurology, Aug. 31, 2022, online

Comparte tu opinión