SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Podría usted detectar chinches en una habitación de hotel?

Una encuesta encuentra que son una importante preocupación para los viajeros de EE. UU., pero muchos no pueden identificar a las molestas plagas

Una encuesta encuentra que son una importante preocupación para los viajeros de EE. UU., pero muchos no pueden identificar a las molestas plagas

MIÉRCOLES, 14 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Aunque muchos viajeros creen que encontrar chinches en la habitación de un hotel haría que tuvieran pesadillas, pocos saben qué aspecto tienen, muestra una nueva encuesta.

Apenas un 16 por ciento pudieron reconocer a las chinches en una muestra de cinco ilustraciones de insectos. Lo más frecuente es que confundieran a las garrapatas y a los piojos con las chinches, mientras que lo menos probable era que confundieran a las hormigas o a las termitas con los molestos chupadores de sangre.

Michael Potter, coautor del estudio y profesor de entomología en la Universidad de Kentucky, dijo que los hallazgos sugieren que muchos viajeros no tienen ni idea sobre esta plaga nocturna.

"Considerando toda la atención mediática que se ha dado a las chinches en los últimos años, el hecho de que la mayoría de los viajeros todavía tengan una mala comprensión de ellas es preocupante", dijo.

La mayoría de los viajeros que tomaron la encuesta también dijeron que buscarían un alojamiento distinto si vieran un solo informe en línea sobre las chinches, incluso si quizá no sea preciso o refleje una infestación en una sola habitación.

En el estudio, los investigadores encuestaron a casi 1,300 viajeros por placer y a 790 viajeros de negocios en línea sobre problemas respecto a los hoteles. Un 60 por ciento de los viajeros por placer y un 28 por ciento de los viajeros por negocios eran mujeres.

Un 35 por ciento dijeron que consideraban que las chinches no les preocupaban, y un 21 por ciento dijeron que nunca habían pensado en las chinches. En cuanto a los preocupados, un 29 por ciento dijeron que les habían preocupado brevemente, y un 14 por ciento señalaron que las chinches les habían preocupado con frecuencia.

Un 56 por ciento aseguraron que no alquilarían una habitación en un hotel sobre el que habían leído un informe en línea que dijera que tenía chinches.

"Desde la perspectiva del sector hotelero, es preocupante que un solo informe de chinches en línea provocaría que la mayoría de los viajeros reservaran un alojamiento distinto, independientemente de si el informe es preciso", comentó Potter. "Además, quizá el incidente haya implicado solamente a una o pocas habitaciones, que el hotel ya hubiera erradicado".

La Dra. Carrie Kovarik, dermatóloga y profesora asociada en la Universidad de Pensilvania, dijo que ha tratado a pacientes con picaduras de chinches. Algunos de los hallazgos de la encuesta no la sorprendieron, pero uno de ellos (el hecho de que un 60 por ciento saldría de un hotel si vieran señales de chinches pero que solo un 23 por ciento lo haría si viera un "material extraño", como la sangre) fue perturbador.

"Me sorprendió, y me horrorizó hasta cierto punto, que las personas cambiarían de hotel por señales de chinches pero no de un material extraño, como la sangre", comentó.

El Dr. Philip Shenefelt, profesor en el departamento de dermatología y cirugía cutánea de la Universidad del Sur de Florida, dijo que es importante comprender que las picaduras de las chinches son "molestas, pero no graves" y que no transmiten enfermedades.

"Las picaduras no se pueden distinguir de forma específica, pero las picaduras de los insectos voladores por lo general se hallan en la piel expuesta. Las picaduras de pulgas por lo general se encuentran en la parte inferior de las piernas, mientras que las picaduras de chinches podrían ser en el tronco u otros lugares", explicó.

Pero, añadió Shenefelt, "lo que es un problema mucho mayor es que las chinches podrían entrar en una maleta abierta y volver con uno a casa. Son resistentes a la mayoría de los pesticidas y con frecuencia hay que destruirlas con calor seco. Puede ser un proceso costoso que requiere de equipamiento y entrenamiento especiales".

Las picaduras en sí se pueden tratar con cremas para las picaduras de insectos, dijo.

En cuanto a la prevención en los hoteles, Shenefelt dijo que "es una buena práctica revisar la cama, levantar los bordes del colchón y buscar insectos minúsculos, las pieles de los insectos y las manchas, antes de abrir las maletas. Las chinches adultas tienen más o menos el tamaño y la forma de semillas de manzana, y abdómenes redondeados".

El estudio, que fue financiado en parte por una compañía de ropa de cama protectora llamada Protect-A-Bed, se publicó el 13 de junio en la revista American Entomologist.

Más información

Para más información sobre las chinches, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad