SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Podría el virus del Zika combatir un cáncer cerebral maligno?

El virus del Zika es muy conocido porque provoca defectos cerebrales devastadores en los fetos. ¿Qué pasaría si los científicos pudieran utilizar esa capacidad para hacer algo bueno?

Unos investigadores informan que creen que pueden aprovechar la atracción del virus por las células cerebrales en desarrollo (en lugar de las células cerebrales adultas) como tratamiento potencial para un tipo letal de cáncer de cerebro.

En experimentos de laboratorio y con animales, los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis y de la Universidad de California en San Diego, mostraron que el virus pudo dirigirse a y destruir las células madre que fomentan el crecimiento de un tipo letal y común de tumor cerebral conocido como glioblastoma.

"Nuestro estudio es un primer paso para el desarrollo de cepas seguras y efectivas del virus del Zika que podrían convertirse en herramientas importantes en la neurooncología y en el tratamiento del glioblastoma", afirmó el colíder del estudio, Michael Diamond, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Pero habrá que abordar las preocupaciones de salud pública mediante pruebas y evaluaciones preclínicas de la capacidad de las cepas de diseminarse o de revertirse en formas más virulentas", dijo.

La investigación está en las etapas iniciales, y los experimentos que parecen promisorios en la investigación con animales no siempre resultan igual de bien en los humanos.

Los hallazgos aparecen en la edición del 5 de septiembre de la revista The Journal of Experimental Medicine.

Un peligroso cáncer cerebral

La mayoría de personas con un glioblastoma mueren en un periodo de dos años tras el diagnóstico, dijeron los investigadores.

Las células madre que alimentan a esos tumores son difíciles de eliminar porque pueden evitar las defensas naturales del sistema inmunitario. Esas células en desarrollo también son resistentes a los tratamientos existentes, como la quimioterapia y la radiación.

Incluso si el tumor se extirpa de forma exitosa, hay que destruir esas células madre para evitar que crezcan nuevos tumores, explicaron los autores del estudio.

"Es muy frustrante tratar a un paciente tan agresivamente como podemos, solo para que el tumor recurra unos meses después", apuntó en un comunicado de prensa de la revista el líder del estudio, Milan Chheda, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

"Nos preguntábamos si la naturaleza podría ofrecer un arma para dirigirse a las células que tienen las mayores probabilidades de ser responsables de ese regreso", dijo Chheda.

Cómo se relaciona con el virus del Zika

El virus del Zika perturba el desarrollo cerebral en los fetos, al dirigirse a las células madre y progenitoras. Pero el virus no tiene efectos tan devastadores en los cerebros adultos, explicaron los investigadores.

"Planteamos la hipótesis de que la preferencia del virus del Zika por [las células cerebrales en desarrollo] podría aprovecharse contra las células madre del glioblastoma", explicó Diamond.

El virus del Zika identificó, infectó y destruyó las células madres de glioblastoma derivadas del paciente, en comparación con otros tipos de células del glioblastoma o células cerebrales normales.

Los investigadores también encontraron que una cepa modificada del virus del Zika ralentizó el crecimiento tumoral en ratones con tumores cerebrales agresivos, alargando sus vidas de forma dramática.

Luego, los investigadores evaluaron una cepa mutante del Zika que es menos dañina y que ocurre de forma natural, que es más sensible a la respuesta inmunitaria del cuerpo. Esa cepa debilitada del virus también fue capaz de dirigirse y matar específicamente a las células madre del glioblastoma.

La efectividad del virus se mejoró al combinarse con un medicamento de quimioterapia conocido como temozolomida, que por lo general tiene poco efecto en esas células cancerosas, dijeron los investigadores.

"Este esfuerzo representa la síntesis creativa de tres grupos de investigación con experiencias complementarias para atacar un cáncer letal aprovechando la causa de otra enfermedad", comentó el colíder del estudio, Jeremy Rich, de la Universidad de California en San Diego y del Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland.

"Los adultos con el Zika podrían sufrir menos daño a partir de su infección, lo que sugiere que este método quizá se pueda utilizar con una toxicidad aceptable", dijo Rich.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el virus del Zika.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad