Pocos trabajadores de EE. UU. conocen las protecciones de licencia por enfermedad de la COVID

MARTES, 27 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Aunque Estados Unidos es uno de los únicos países desarrollados sin una licencia por enfermedad universal, los trabajadores con COVID-19 pueden tomarse una licencia de emergencia paga, al menos por ahora.

El problema es que menos de la mitad de los trabajadores de EE. UU. saben que está disponible, según un nuevo estudio. Y los investigadores añaden que los casos de empleados enfermos que no pudieron tomar tiempo libre se triplicaron durante la pandemia.

Pocos trabajadores de EE. UU. conocen las protecciones de licencia por enfermedad de la COVID

"Cuando el gobierno no garantiza que las personas tengan acceso a la licencia por enfermedad paga, las personas van al trabajo estando enfermas", advirtió el autor del estudio, Nicolas Ziebarth, profesor asociado de la Facultad de Políticas Públicas Jeb E. Brooks de la Universidad de Cornell. "Y cuando hay un virus en circulación (podría ser la gripe o el coronavirus, en realidad no importa), entonces la gente enferma en el trabajo infecta a sus compañeros, que luego infectan a otras personas".

En marzo de 2020, el gobierno de EE. UU. introdujo la Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus (Families First Coronavirus Response Act, FFCRA) para proveer licencia por enfermedad paga de emergencia con fondos federales, debido a la COVID-19.

Los investigadores analizaron los datos de una encuesta nacional realizada entre octubre y diciembre del año pasado, y encontraron que unos 8 millones de trabajadores de EE. UU. aprovecharon la licencia paga en los primeros seis a ocho meses de la política.

El estudio encontró que los trabajadores a medio tiempo y los nacidos en el extranjero eran más propensos a no conocer el programa. El conocimiento sobre la licencia paga por la COVID fue particularmente bajo entre los trabajadores de servicios y de la hospitalidad.

Las mujeres tenían un riesgo un 69 por ciento más alto de tener necesidades de licencia por enfermedad sin satisfacer que los hombres, lo que sugiere que una licencia paga universal puede mejorar la igualdad de género, según Ziebarth.

"Un motivo de que las necesidades sin satisfacer de las mujeres sean mucho más altas es que tienen una representación exagerada en las industrias de la hospitalidad y los servicios", comentó Ziebarth en un comunicado de prensa de la universidad. "Otro es que las mujeres tienden a tener una mayor carga laboral. Siguen siendo más propensas a ser las cuidadoras primarias de los niños, y a tener que equilibrar el trabajo pago, las tareas del hogar y el cuidado de los niños".

Proveer una licencia por enfermedad paga tiene unos beneficios más amplios para la sociedad, añadió. Si una infección se propaga entre los niños de una familia, y van a la escuela estando enfermos, porque los adultos no pueden permitirse quedarse en casa con ellos, la enfermedad se propaga con rapidez.

"El punto es que se tienen más infecciones virales en la población, algo que es malo para la salud de la población", señaló Ziebarth.

Los hallazgos de su equipo de publicaron en una edición reciente de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Un estudio anterior de Ziebarth encontró que la FFCRA previno 15,000 infecciones nuevas al día en marzo y abril de 2020. La política, que debía expirar en marzo de 2021, se amplió hasta finales de septiembre.

Más información

Aprenda más sobre la Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus en el Departamento de Trabajo de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cornell University, news release, Aug. 30, 2021

Comparte tu opinión