¿Pocos síntomas tras la vacuna contra la COVID? No se preocupe, su inmunidad mejoró de cualquier forma

VIERNES, 3 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Que no haya tenido una reacción significativa tras recibir la vacuna contra la COVID-19 no significa que no esté funcionando, señalan unos investigadores.

"No se sabía si una falta de síntomas tras la vacunación o una infección previa con el SARS-CoV-2 indicaría una respuesta de anticuerpos menos que adecuada en las personas que recibieron las vacunas de Pfizer/BioNTech o Moderna, así que estudiamos un grupo disponible de miembros del personal de nuestro hospital para ver si había alguna conexión", comentó en un comunicado de prensa de Hospital Johns Hopkins el autor sénior del estudio, Aaron Milstone, epidemiólogo asociado del Johns Hopkins, en Baltimore.

¿Pocos síntomas tras la vacuna contra la COVID? No se preocupe, su inmunidad mejoró de cualquier forma

El estudio incluyó a más de 950 trabajadores de la atención de la salud que habían recibido ambas dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech o de Moderna. Algunos también tuvieron una infección anterior confirmada con el SARS-CoV-2.

Los participantes autorreportaron sus síntomas tras la vacunación: ninguno, leves (dolor en el lugar de la inyección, fatiga o dolor de cabeza leves) o clínicamente significativos (fatiga, fiebre o escalofríos).

Un cinco por ciento reportaron síntomas clínicamente significativos tras la primera dosis, al igual que un 43 por ciento tras la segunda dosis.

Tras ajustar según la edad, el sexo y la infección anterior de COVID, los investigadores encontraron que las personas que recibieron la vacuna de Moderna eran más propensas a tener síntomas significativos tras cualquiera de las dos dosis.

La infección anterior con la COVID se vinculó con unas mayores probabilidades de síntomas clínicamente significativos tras una dosis, pero no después de dos.

Independientemente de los síntomas, un 99.9 por ciento de los participantes desarrollaron anticuerpos contra el coronavirus 14 o más días tras la segunda dosis de la vacuna, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente de la revista JAMA Internal Medicine.

El único participante que no desarrolló anticuerpos tomaba medicamentos inmunosupresores.

Los factores asociados con unos niveles más altos de anticuerpos fueron unos síntomas clínicamente significativos, ser menor de 60 años, el sexo femenino, recibir la vacuna de Moderna, y la exposición previa al SARS-CoV-2.

"Los hallazgos sugieren que cualquier vacuna de picos de ARNm funciona bien contra el SARS-CoV-2, aunque una persona no experimente síntomas después de la vacunación o si ha tenido una infección anterior con el virus", señaló la autora principal, Amanda Debes, científica asistente de salud internacional de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Hopkins. "Esto debería ayudar a reducir las ansiedades de que las vacunas serán menos efectivas en cualquiera de las dos situaciones".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, Aug. 25, 2021

Comparte tu opinión