Comer demasiado rápido puede hacernos engordar

Comer demasiado rápido puede hacernos engordar
| Foto: ISTOCK

¿Su frenético estilo de vida lo ha convertido en alguien que engulle la comida?

Las personas que comen rápidamente tienden a comer más y a tener un índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso) más alto que las personas que comen con lentitud. Estas se sienten llenas antes, y comen menos en el proceso.

Parte del motivo de esto es el tiempo que el cerebro tarda en recibir mensajes clave del sistema digestivo. La opinión generalizada es que tarda unos 20 minutos, y un estudio encontró que desacelerarse hasta 30 minutos es incluso más efectivo. Pero eso significa que debe encontrar formas para de verdad alargar sus comidas.

Trucos como comer con la mano no dominante pueden ayudar mucho, pero comer rápido puede ser un hábito difícil de vencer.

Una solución de alta tecnología es un tenedor inteligente comercialmente disponible, un utensilio que registra su velocidad al comer y envía una señal, con una vibración y un destello de luz, si usted come demasiado rápidamente.

Los participantes en un estudio experimental encontraron que era cómodo de sostener y que funcionaba bien para hacerlos más conscientes de la velocidad con que comían.

Pero también puedes intentar desacelerarte por tu cuenta, con un tenedor normal: simplemente apóyalo y cuenta hasta 10 entre cada uno de sus bocados.

Refueza el hábito de comer con más lentitud con pistas en las porciones, por ejemplo usando platos y boles más pequeños.

Parte de la sensación de saciedad es visual, y un plato más pequeño muy lleno podría engañar a tu mente para que pienses que estas comiendo más calorías de lo que en realidad comes.

Los platos grandes con espacios vacíos hacen lo contrario, al dar la ilusión de que las porciones de la dieta son más pequeñas de lo que son.

Siempre usa tazas y cucharas de medición para servir las porciones correctas, quizás te sorprendas de lo mucho que has agrandado las porciones que comes. Tampoco te sirvas segundas porciones, y manténte concentrado en la comida: no veas la televisión ni leas mientras come.

Más información

Harvard Health ofrece más información sobre la teoría subyacente sobre comer lentamente y por qué podría ayudar a controlar las porciones.

Comparte tu opinión