Paxlovid, un medicamento para la COVID, podría interactuar con medicamentos cardiacos

JUEVES, 13 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Paxlovid, un antiviral para la COVID-19, ha sido un punto de inflexión en la pandemia global, al proteger a los pacientes con un riesgo alto de los efectos más devastadores del coronavirus.

Pero el mismo Paxlovid puede plantear un riesgo para las personas que toman unos medicamentos para el corazón, que se recetan con frecuencia para reducir el colesterol, prevenir los coágulos sanguíneos o gestionar un latido cardiaco irregular, advierte un nuevo trabajo.

Paxlovid, un medicamento para la COVID, podría interactuar con medicamentos cardiacos

Algunos pacientes cardiacos quizá tengan que evitar Paxlovid o reducir sus fármacos cardiacos mientras reciben el tratamiento antiviral, advierte el investigador sénior, el Dr. Sarju Ganatra, director del programa de cardiooncología del Hospital y Centro Médico Lahey, en Burlington, Massachusetts.

La situación plantea un acto de equilibrismo para los médicos y los pacientes, dado que Paxlovid reduce la progresión a una COVID grave en un 89 por ciento en los pacientes sin vacunar con un riesgo alto, anotaron los investigadores en el informe, que se publicó en la edición del 12 de octubre de la revista Journal of the American College of Cardiology.

"No queremos que los médicos concluyan que los estamos desanimando de recetar Paxlovid, porque estos son los pacientes que tienen las máximas probabilidades de beneficiarse, los que tienen afecciones cardiacas", comentó Ganatra. "Las personas con factores de riesgo cardiovasculares preexistentes tienen un riesgo muy alto de desarrollar una COVID grave. El propósito es hacer que las personas sean conscientes de que hay una interacción entre fármacos".

Paxlovid es una combinación de dos medicamentos, nirmatrelvir y ritonavir, y los expertos señalan que el mayor problema respecto a las interacciones farmacológicas proviene de ritonavir.

El ritonavir se ha usado durante décadas en las terapias para el VIH, porque potencia el efecto de los antivirales, comentó el farmacéutico Robert Page, miembro del Consejo de Cardiología Clínica de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Lamentablemente, el ritonavir también potencia los efectos de dos tercios de todos los medicamentos que hay en el mercado de EE. UU., al ralentizar la capacidad del cuerpo de metabolizarlos y eliminarlos de forma eficiente, apuntó Page.

"Con toda honestidad, interactúa con una gran mayoría de los medicamentos, y por esto este artículo es tan esencial", dijo Page respecto al informe de Ganatra. "Cuando este medicamento salió inicialmente al mercado, pensé que provocaría algunos problemas".

Paxlovid puede hacer que las estatinas, que bajan el colesterol, se acumulen en el cuerpo, lo que promueve la disfunción hepática y la degeneración muscular, advirtió Page.

También puede interactuar con algunos antiarrítmicos, lo que aumenta el riesgo de un ritmo cardiaco anómalo letal, la arritmia ventricular, apuntó Page.

Los antiplaquetarios y los anticoagulantes también son un problema con Paxlovid, aseguró el farmacéutico Craig Beavers, director del Consejo del Equipo de Atención Cardiovascular del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

La potenciación del ritonavir podría aumentar el riesgo de sangrado del antiplaquetario ticagrelor (Brilinta), y de anticoagulantes como la warfarina, anotaron los autores del informe.

"Si tiene un paciente con un riesgo alto de sangrado, quizá deba evitar esa combinación o vigilarlo de cerca", recomendó Beavers.

Por otro lado, el agente antiplaquetario clopidogrel (Plavix) podría en realidad aumentar el riesgo de una persona de coágulos sanguíneos, a través de su interacción con Paxlovid, anotaron los investigadores.

Los médicos todavía están intentando averiguar cómo gestionar estas interacciones farmacológicas, apuntaron los expertos.

Parte del problema es que algunos medicamentos se acumulan en el sistema, entonces incluso si los pacientes con COVID dejan de tomarlos cuando inician Paxlovid, habrá un riesgo significativo de una interacción, advirtió Ganatra.

Por ejemplo, algunos antiarrítmicos "permanecen en el sistema durante días. Tienen una vida media muy larga", apuntó Ganatra. "Incluso cuando se deja de tomar este medicamento, estará en el sistema días o semanas. Cada medicamento es distinto, pero no desaparecen del sistema en seis a 12 horas, como muchos otros".

La otra complicación es que la principal fuente de información de la ciencia médica sobre el ritonavir ha sido su uso en el tratamiento del VIH, cuando se receta a largo plazo, comentó Beavers.

"Persiste la pregunta de si esto tiene algún efecto dramático en los pacientes con COVID que toman estos fármacos a corto plazo" durante un periodo de cinco días, aclaró Beavers. "No sabemos la respuesta, porque no tenemos los datos".

En este momento, la decisión de evitar Paxlovid o reducir un medicamento cardiaco dado se tomará en última instancia según cada caso, aseguró Beavers.

El Dr. Matthey Tomey, director de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiacos de Mount Sinai Morningside, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo.

"Para algunos pacientes, es seguro parar por un tiempo un medicamento cardiaco, ajustarlo o reemplazarlo por una alternativa. En otras ocasiones, esto no es posible", dijo Tomey. "No hay ni que decir que si alguien está siendo tratado por una afección cardiaca y desarrolla COVID-19, es buena idea hablar con el cardiólogo antes de iniciar el tratamiento con Paxlovid".

Ganatra sugiere que se programen los sistemas de salud electrónicos para que den la alerta sobre las interacciones potenciales entre el Paxlovid y los medicamentos cardiacos recetados del paciente, de forma que el médico y el paciente puedan hablar sobre el riesgo y tomar una decisión informada.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre las interacciones entre Paxlovid y otros medicamentos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sarju Ganatra, MD, director, cardio-oncology program, Lahey Hospital and Medical Center, Burlington, Mass.; Robert Page, PharmD, American Heart Association Council on Clinical Cardiology, Colorado; Craig Beavers, PharmD, chairman, American College of Cardiology Cardiovascular Care Team Council; Matthew Tomey, MD, director, Cardiac Intensive Care Unit, Mount Sinai Morningside, New York City; Journal of the American College of Cardiology, Oct. 12, 2022, online

Comparte tu opinión