Cómo protegerse del frío y evitar la pérdida de calor

Cómo  protegerse del frío y evitar la pérdida de calor
| Foto: ISTOCK

Dos terceras partes de Estados Unidos están luchando contra unas temperaturas terriblemente frías mientras un frente ártico pasa por el país, de modo que un médico de emergencias ofrece consejos prácticos para los que estén atrapados en un clima gélido.

El doctor Robert Glatter, médico del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, aconseja taparse con capas y "prestar especial atención a la cabeza y al cuero cabelludo, además de a la nariz, al cuello y a las orejas".

"Cuando hace frío, es importante mantener la cabeza, la cara y la nariz cubiertas, pero lo más importante es vestirse con capas para evitar la pérdida de calor", recomendó en un comunicado de prensa del hospital.

Además, "también es aconsejable usar unas botas fuertes y aisladas con calcetines gruesos de lana para mantener los pies y los dedos de los pies calientes cuando la temperatura sea fría, sobre todo cuando limpie la nieve con pala", añadió.

Riesgo de ataque cardíaco

Limpiar la nieva con la pala cuando hace frío es en sí misma una actividad que puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardiaco, indicó Glatter. El riesgo es particularmente preocupante para los que tienen problemas cardíacos, incluyendo la hipertensión y la diabetes.

Para reducir dicho riesgo, aconsejó tomar descansos con frecuencia mientras usa la pala, cargar la pala menos y beber mucha agua para mantenerse bien hidratado. La cafeína o el alcohol pueden llevar a la deshidratación y se deberían evitar, señaló.

Otra preocupación es caerse, resbalarse y las lesiones de espalda.

"Las personas deberían llevar botas resistentes y aisladas y caminar con lentitud, mirando a ambos pies y a la acera delante de ellos para evitar cualquier posible trozo de hielo que esté mezclado con la nieve", aconsejó Glatter.

Y por último, aunque no menos importante, está el riesgo de desarrollar hipotermia, una afección que se define como mareo, confusión y/o temblores que pueden aparecer después de una exposición corta a unas temperaturas gélidas.

La hipotermia puede producirse después de pasar apenas 15 o 20 minutos en el exterior a temperaturas bajo cero, advirtió Glatter, y las personas mayores y los niños pequeños tienen un riesgo particularmente alto.

Pero la solución, sugirió, es usar con sentido común ropa lo suficientemente abrigada y seca, y a capas, para minimizar la exposición.

Más información

Para más información sobre la hipotermia, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Comparte tu opinión