Otro estudio encuentra que las vacunas de rutina son seguras para niños y adultos

VIERNES, 28 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Si se necesitan más pruebas sobre la seguridad de las vacunas, un nuevo estudio ofrece evidencias frescas de que implican pocos daños para los niños, adultos y mujeres embarazadas.

"Este análisis profundo no encontró ninguna evidencia de un aumento en el riesgo de los eventos adversos graves tras las vacunas, aparte de unas pocas asociaciones que ya se conocían", señaló Susanne Hempel, directora del Centro de Revisión de las Evidencias del Sur de California de la Universidad del Sur de California.

Otro estudio encuentra que las vacunas de rutina son seguras para niños y adultos

Los investigadores analizaron 338 estudios de vacunas para enfermedades como la influenza, el sarampión, las paperas, la culebrilla (herpes zóster), la tos ferina, el tétanos y el virus del papiloma humano (VPH). Entre las vacunas revisadas en este estudio no se incluyeron las vacunas contra la COVID-19.

Los investigadores encontraron fuertes evidencias de que la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR) no aumenta el riesgo de autismo de los niños. La vacuna se asoció con un aumento en el riesgo, que seguía siendo bajo, de convulsiones febriles, que raras veces tienen consecuencias a largo plazo.

No hubo evidencias de ningún aumento en el riesgo de efectos secundarios graves entre los niños y adolescentes que recibieron unas vacunas más recientes, como la vacuna contra el VPH (que previene unas infecciones que provocan cánceres del cuello uterino y de otros tipos) y las vacunas meningocócicas (que previenen un tipo de meningitis bacteriana).

Tampoco hubo ninguna evidencia de un aumento en el riesgo de efectos secundarios graves entre los adultos que recibieron la nueva vacuna contra la culebrilla, la vacuna contra la hepatitis B, y las vacunas más recientes contra la gripe, como la que se recomienda a los adultos mayores.

Tampoco se observó ningún aumento en el riesgo de efectos secundarios graves, entre ellos los mortinatos, en las mujeres embarazadas después de una vacunación contra el tétanos, la difteria y la pertussis acelular (DTPa).

El estudio aparece en la edición en línea del 25 de mayo de la revista Vaccine.

"Estos hallazgos respaldan las decisiones de vacunar para protegernos a nosotros mismos y a nuestras comunidades de una variedad de enfermedades", aseguró la autora del estudio, la Dra. Courtney Gidengil, investigadora sénior de políticas médicas de RAND Corp. RAND es una institución sin fines de lucro que ayuda a mejorar la política y la toma de decisiones a través de la investigación y el análisis.

"Esta investigación es un recordatorio importante de que las vacunas son seguras, y de que cualquier riesgo que pudieran plantear es superado con creces por su capacidad de proteger contra las enfermedades", enfatizó Gidengil en un comunicado de prensa de la RAND.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre las vacunas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: RAND Corp., news release, May 26, 2021

Comparte tu opinión