Otro aspecto negativo del vapeo: unas mayores probabilidades de depresión

Otro aspecto negativo del vapeo: unas mayores probabilidades de depresión

MIÉRCOLES, 4 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- El vapeo, que ya se ha vinculado con el daño pulmonar, podría también tener efectos psicológicos nocivos, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron una asociación potente entre el vapeo y la depresión en un estudio de casi 900,000 adultos de EE. UU.

El culpable aparente: la nicotina.

"Hay un riesgo potencial de depresión con el uso de los cigarrillos electrónicos", señaló la investigadora principal, la Dra. Olufunmilayo Obisesan, miembro postdoctoral del Centro de Prevención de la Enfermedad Cardiaca Johns Hopkins, en Baltimore.

"Los cigarrillos electrónicos no son tan inocuos como la gente creía", añadió Obisesan.

Estudios anteriores han encontrado una asociación entre los cigarrillos de tabaco y la depresión mayor y la conducta suicida, anotó.

"Dado que los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, también podría haber una asociación con la depresión", dijo Obisesan.

Apuntó rápidamente que este estudio no puede probar que el vapeo provoque depresión. Quizá las personas deprimidas sean más propensas a usar cigarrillos electrónicos en primer lugar, sugirió.

Los investigadores encontraron que los usuarios actuales de cigarrillos electrónicos tenían casi el doble de probabilidades de haber sido diagnosticados con depresión que las personas que nunca habían usado cigarrillos electrónicos. Y los exusuarios eran alrededor de un 60 por ciento más propensos a haber tenido depresión.

Además, las probabilidades de depresión aumentaron con un uso más frecuente de los cigarrillos electrónicos, mostraron los hallazgos.

La nicotina provoca cambios en el cerebro, lo que podría aumentar el estrés que conduce a la depresión, planteó la Dra. Shawna Newman, psiquiatra infantil y de adolescentes del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Y la depresión aumenta el riesgo de pensamientos suicidas e intentos de suicidio, advirtió Newman.

"La nicotina afecta a los humanos, de eso no hay duda", observó. La nicotina podría cambiar la química cerebral, haciendo que sea más probable que haya depresión, o que la depresión sea más intensa.

"A corto plazo, el estado de ánimo podría mejorar un poco con la nicotina, pero la exposición a largo plazo parece tener algunos efectos negativos profundos en el estado de ánimo", planteó Newman.

Originalmente, los cigarrillos electrónicos se presentaron como una alternativa a los cigarrillos tradicionales, pero los peligros de vapear se hacen cada vez más aparentes. Uno de los problemas es la dependencia a la nicotina. En Estados Unidos, el número de afectados por una enfermedad pulmonar grave vinculada con el vapeo ha superado los 2,100, y más de 40 personas han fallecido de la enfermedad relacionada con el vapeo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Los CDC anotaron que más de un 85 por ciento de los casos implicaban a productos que contenían THC, el ingrediente que droga de la marihuana.

En este nuevo estudio, Obisesan y sus colaboradores recolectaron los datos de más de 890,000 hombres y mujeres que participaron en la encuesta nacional Sistema de vigilancia de los factores de riesgo conductuales, de 2016 a 2017.

El informe se publicó en la edición en línea del 4 de diciembre de la revista JAMA Network Open.

Patricia Folan es directora del Centro de Control del Tabaco de Northwell Health, en Great Neck, Nueva York. Apuntó que "este estudio es un llamamiento a la acción para los médicos, en particular los psiquiatras, respecto a que se debe evaluar y tratar la dependencia del tabaco, ya sea a los cigarrillos combustibles o a los cigarrillos electrónicos, en los pacientes que sufren de depresión u otros problemas de la salud conductual".

Folan agregó que las personas deprimidas que intentan abandonar un hábito de nicotina podrían necesitar una atención especial.

"Los pacientes con trastornos psiquiátricos tal vez necesiten un tratamiento más intenso para la dependencia al tabaco, con el objetivo de reducir la incomodidad asociada con los síntomas de abstinencia de la nicotina", dijo.

Esos pacientes quizá también necesiten tratamiento para la depresión, añadió.

"También será necesario abordar los síntomas de depresión durante el proceso de abandono del hábito para aumentar las tasas de éxito", indicó Folan.

Más información

Para más información sobre las desventajas del vapeo, visite la Universidad de Johns Hopkins.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión