Observan un gran aumento en los adolescentes de EE. UU. que se identifican como gais y bisexuales

MARTES, 15 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Más adolescentes de Estados Unidos reportan su identidad sexual como gay, lesbiana o bisexual, muestran unas encuestas nacionales.

Entre 2015 y 2019, el porcentaje de personas de 15 a 17 años que dijeron que se identificaban como "no heterosexuales" aumentó de un 8.3 a un 11.7 por ciento, según unas encuestas nacionales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Observan un gran aumento en los adolescentes de EE. UU. que se identifican como gais y bisexuales

"Aunque nuestros análisis demostraron que ha habido un aumento significativo en la proporción de chicas y chicos que se identifican a sí mismos como gais, lesbianas o bisexuales, no podemos estar seguros de si esto representa un aumento real de esta magnitud, o si refleja el menos en parte una mayor comodidad entre los adolescentes con el reconocimiento de una identidad no heterosexual en un cuestionario anónimo", señaló el Dr. Andrew Adesman, que dirigió un análisis de los hallazgos.

Adesman es jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Cohen, en la ciudad de Nueva York.

Desde 2015, la Encuesta de conductas juveniles arriesgadas de los CDC ha incluido preguntas sobre la identidad sexual del participante, y el sexo de sus contactos íntimos. Antes de 2015, esas preguntas solo se incluían en algunas versiones regionales de la encuesta. El análisis de los datos de las encuestas regionales entre 2005 y 2015 había mostrado un aumento en la identidad sexual no heterosexual tanto en los chicos como en las chicas.

La nueva encuesta nacional incluyó a 20,440 chicos y a 21,106 chicas (con una edad promedio de 16 años).

Además del aumento general, el porcentaje de chicos que se identificaban como no heterosexuales aumentó de un 4.5 a un 5.7 por ciento. En las chicas, el aumento fue mayor, de un 12.2 a un 17.8 por ciento, mostraron los hallazgos.

La Dra. Amy Green es vicepresidenta de investigación del The Trevor Project, un grupo nacional que provee servicios de intervención en crisis y de prevención del suicidio a los jóvenes que no son heterosexuales.

Green anotó que los jóvenes de hoy en día tienen un mayor acceso a la información y a lenguaje que los ayuda a comprender su identidad.

"Los jóvenes de la generación Z tiene las actitudes más positivas hacia la comunidad LGBTQ, lo que puede reducir el estigma que se asocia con identificarse de esta forma", comentó.

Green anotó que las encuestas del mismo The Trevor Project encuentran de forma constante que los jóvenes comprenden y desean expresar las sutilezas de su orientación sexual.

"[Este] es el motivo de que defendamos la recolección de esta información, tanto en la investigación como en los ámbitos clínicos, para orientar mejor las políticas, los programas y las prácticas que buscan respaldar el bienestar de los jóvenes LGBTQ", planteó Green.

Joseph Kosciw es director de investigación de GLSEN en la ciudad de Nueva York, que ha trabajado durante 30 años para ayudar a las escuelas a ser más seguras y ofrecer una mayor afirmación a los estudiantes LGBTQ. Espera que este estudio refleje ese trabajo, y que las escuelas sean unos lugares más acogedores donde los estudiantes puedan ser ellos mismos.

"Creo que el clima [en las escuelas] es mejor y que los jóvenes se sienten más cómodos", aseguró. "Y también pienso que, en general, los jóvenes de la generación actual son más abiertos a simplemente ser quienes son".

Cuando los estudiantes LGBTQ se encuentran en unos ambientes escolares que los respaldan, la adolescencia puede ser positiva para ellos, afirmó. Para otros, las escuelas pueden sentirse como lugares inseguros donde no reciben afirmación, lamentó Kosciw. Incluso en esas circunstancias, puede haber espacios de esperanza y consuelo, como los clubes de alianza de género y sexualidad, añadió.

Los ambientes escolares que respaldan incluyen a aquellos donde los estudiantes se ven a sí mismos reflejados en políticas protectoras, con el mismo acceso a la escuela y a las actividades que todos los demás. Esto incluye vestidores y baños que concuerden con su identidad sexual, o que les permitan traer una pareja del mismo sexo a la fiesta de fin de año, apuntó Kosciw.

"Hasta el grado en que los estudiantes pueden ser una parte de la vida escolar, les va mejor en la escuela y prosperan, así que creo que puede ser una época emocionante para muchos estudiantes LGBTQ", aseguró. "Y de verdad es responsabilidad de la escuela garantizarlo, al hacer que las escuelas sean unos espacios seguros y de afirmación para ellos".

El aumento en los adolescentes que se identificaban como no heterosexuales no fue igualado por un aumento correspondiente en el contacto íntimo con el mismo sexo. Aunque la encuesta mostró unos aumentos modestos, no tuvieron el tamaño suficiente para alcanzar la significación estadística.

Adesman dijo que la explicación probable de la proporción más alta de chicas que se identificaron como gais o bisexuales y el aumento correspondiente en la actividad con el mismo sexo es que el estigma entre los chicos sigue siendo mucho mayor que entre las chicas.

"La escuela secundaria puede ser una época muy difícil para los adolescentes de muchas formas distintas, y es particularmente difícil para los adolescentes que se identifican como gais o bisexuales", anotó Adesman.

"Al saber que los jóvenes gais y bisexuales se enfrentan a un mayor riesgo de aislamiento social y victimización, y además de problemas emocionales, el personal escolar y los profesionales de la atención de la salud deben estar más atentos a estos problemas, de lo que parece ser una proporción más alta de estudiantes de secundaria de EE. UU.", añadió.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 14 de junio de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

PFLAG es un recursos para las personas LGBTQ, sus familias y sus amigos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Andrew Adesman, MD, chief, developmental and behavioral pediatrics, Cohen Children's Medical Center, New York City; Amy Green, PhD, vice president, research, The Trevor Project, West Hollywood, Calif.; Joseph Kosciw, PhD, director, GLSEN Research Institute, GLSEN, New York City; JAMA Pediatrics, June 14, 2021, online

Comparte tu opinión