Nuevos vínculos entre dormir mal, la diabetes y la muerte

MIÉRCOLES, 9 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Una combinación de dormir mal y la diabetes aumenta de forma significativa el riesgo de muerte precoz de una persona, encuentra un estudio reciente.

El análisis de datos de casi 500,000 adultos de mediana edad en Reino Unido mostró que, en comparación con otras personas, el riesgo de muerte por cualquier causa a lo largo de nueve años era un 87 por ciento más alto entre las que tenían diabetes y alteraciones frecuentes del sueño. Fue un 12 por ciento más alto entre las personas con diabetes que no tenían problemas para dormir.

Nuevos vínculos entre dormir mal, la diabetes y la muerte

Los investigadores, de la Universidad del Noroeste en Chicago, y de la Universidad de Surrey en Reino Unido, publicaron sus hallazgos en la edición del 8 de junio de la revista Journal of Sleep Research.

"Si no se tiene diabetes, las alteraciones del sueño de cualquier forma se asocian con un mayor riesgo de morir, pero es más alto entre los que tienen diabetes", comentó la autora del estudio para la correspondencia, Kristen Knutson, profesora asociada de neurología y medicina preventiva de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste.

Knutson dijo que una pregunta ("¿Tiene problemas para quedarse dormido de noche, o se despierta en medio de la noche?") puede ayudar a las personas a abordar las alteraciones del sueño a una edad más temprana, y posiblemente a reducir este aumento en el riesgo de morir.

"Para un profesional clínico, hacer esta sencilla pregunta es muy fácil. Uno puede incluso hacerla uno mismo", planteó Knutson en un comunicado de prensa de la Noroeste.

Pero es una pregunta muy amplia con muchas respuestas posibles, anotó, de forma que es importante plantearla con el médico para que pueda profundizar.

"¿Es solo el ruido o la luz, o algo más importante, como el insomnio o la apnea del sueño?", preguntó Knutson. "Son los pacientes más vulnerables que necesitan respaldo, terapia e investigación sobre su enfermedad".

El fuerte vínculo entre un sueño de mala calidad y una mala salud ya se conocía, pero este estudio "ilustra el problema pronunciadamente", aseguró el primer autor del estudio, Malcolm von Schantz, profesor de cronobiología de la Universidad de Surrey.

"La pregunta que se hizo cuando los participantes se inscribieron no necesariamente distingue entre el insomnio y otros trastornos del sueño, como la apnea del sueño", anotó. "Aun así, desde un punto de vista práctico, no importa. Los médicos deben tomarse los problemas del sueño tan seriamente como los demás factores de riesgo, y trabajar con sus pacientes para reducir y mitigar su riesgo general".

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre el sueño y la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Northwestern University, news release, June 8, 2021

Comparte tu opinión