Nuevas pistas sobre cómo comienza el cáncer de ovario... y cómo podría prevenirse

MIÉRCOLES, 29 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Unos investigadores afirman que podrían estar más cerca que nunca de detectar el cáncer de ovario en un momento más temprano, y de mejorar las probabilidades de las mujeres con esta enfermedad, que puede resultar letal.

En un nuevo estudio, los científicos utilizaron células madre creadas a partir de muestras de sangre de mujeres con mutaciones BRCA y cáncer de ovario para hacer un modelo del tejido de las trompas de Falopio.

Nuevas pistas sobre cómo comienza el cáncer de ovario... y cómo podría prevenirse

Allí, encontraron unas primeras pistas del cáncer de ovario en el tejido de las trompas de Falopio. Los investigadores creen que estos tejidos, llamados organoides, podrían algún día ayudar a los médicos a predecir con años de antelación cuáles mujeres desarrollarán un cáncer de ovario.

El cáncer de ovario es la principal causa de muertes por cáncer ginecológico en Estados Unidos, en parte debido a que, en general, sus síntomas son sutiles y la mayoría de los tumores se pasan por alto hasta que se han propagado más allá de los ovarios.

Las mujeres con una mutación genética en el gen BRCA-1 tienen un riesgo de por vida de cáncer de ovario de un 35 a un 70 por ciento, en comparación con apenas un 2 por ciento en la población general. Algunas mujeres con estas mutaciones eligen la extirpación quirúrgica de los senos, los ovarios o las trompas de Falopio para evitar un futuro diagnóstico de cáncer.

"Creamos estos organoides de Falopio usando células de mujeres con mutaciones BRCA-1 que tenían un cáncer de ovario", explicó el autor del estudio, Clive Svendsen, director ejecutivo de la Junta de Gobernadores del Instituto de Medicina Regenerativa del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

"Nuestros datos respaldan a las investigaciones recientes que indican que el cáncer de ovario de estas pacientes en realidad comienza con lesiones cancerosas en el revestimiento de las trompas de Falopio", apuntó en un comunicado de prensa de Cedars-Sinai. "Si podemos detectar estas anomalías al principio, quizá podamos cortocircuitar al cáncer de ovario".

"Nos sorprendió encontrar múltiples patologías celulares coherentes con el desarrollo del cáncer solo en los organoides de las pacientes con BRCA-1", comentó la primera autora del estudio, Nur Yucer, científica de proyecto del laboratorio de Svendsen. "Los organoides derivados de las mujeres con el cáncer de ovario más agresivo mostraron la patología de organoide más grave".

El modelado mostró cómo el cáncer de ovario se "origina" en las trompas de Falopio de las mujeres con mutaciones BRCA-1. Cada organoide es un "gemelo" del revestimiento de las trompas de Falopio de la persona, porque porta los genes de la persona que proveyó la muestra de sangre, apuntaron los investigadores.

Debido a esto, puede potencialmente utilizarse para determinar si un fármaco podría funcionar contra la enfermedad en un individuo sin primero exponer a la persona al medicamento, enfatizó Svendsen.

"Desarrollar estos hallazgos podría algún día permitirnos proveer una detección temprana del cáncer de ovario que salve las vidas de las mujeres que porten la mutación BRCA-1, crear una estrategia de prevención efectiva e individualizada, y si es necesario, una estrategia de tratamiento", planteó el Dr. Jeffrey Golden, vicedecano de investigación y educación de postgrados, y director del Instituto de Investigación Burns y Allen del Cedars-Sinai.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 28 de diciembre de la revista Cell Reports.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de ovario.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cedars-Sinai Medical Center, news release, Dec. 28, 2021

Comparte tu opinión