Nuevas esperanzas de unos mejores tratamientos contra la degeneración macular

LUNES, 22 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Se están desarrollando varios tratamientos nuevos para la degeneración macular asociada con la edad (DMAE), una enfermedad ocular progresiva. La DMAE es la principal causa de pérdida de la vista en las personas mayores.

Alrededor de 11 millones de estadounidenses tienen DMAE, que afecta a la parte del ojo que le permite ver los pequeños detalles. Hay dos tipos: la húmeda y la seca. La DMAE húmeda se trata con inyecciones oculares cada uno o dos meses, y la DMAE seca con vitaminas antioxidantes, según la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology).

Nuevas esperanzas de unos mejores tratamientos contra la degeneración macular

"Si bien nuestros tratamientos actuales han marcado una gran diferencia en las vidas de cientos de miles de personas, los nuevos tratamientos ofrecen esperanzas a los pacientes cuya DMAE antes no se podía tratar", dijo el Dr. Sunir Garg, especialista de la retina y vocero clínico de la academia.

"Los nuevos tratamientos también ayudarán a los pacientes a recibir un tratamiento beneficioso de forma más cómoda que nunca", añadió en un comunicado de prensa de la academia.

Si bien el tratamiento con vitaminas antioxidantes puede ayudar a reducir la pérdida de la vista en muchos de los pacientes con DMAE seca, no existe tratamiento para los que tienen la enfermedad en una etapa avanzada. Pero se están llevando a cabo varios ensayos clínicos prometedores.

Estos incluyen la investigación de dos medicamentos que se dirigen a una parte del sistema inmunitario identificado desde hace mucho tiempo como un factor importante en la DMAE.

Se ha probado que los medicamentos, que se inyectan directamente en el ojo, son seguros para las personas. Los resultados sobre si mejoran significativamente la vista o no se esperan en más o menos un año, según la academia.

También se está investigando el reemplazo de las células de la vista que comienzan a morir en las etapas finales de la DMAE seca. Si bien el tratamiento se muestra prometedor, queda un largo camino por recorrer antes de que estas terapias con células madre estén listas para su uso clínico.

Un factor importante de la DMAE húmeda es el factor de crecimiento endotelial vascular (FCEV), que provoca la formación de vasos sanguíneos débiles que provocan derrames en la retina.

Las inyecciones anti-FCEV aparecieron hace 15 años para tratar la enfermedad. Aunque los ensayos clínicos muestran que dicho tratamiento contra la pérdida grave de la vista tiene una efectividad de más del 90 por ciento, las tasas reales están más cerca del 50 por ciento, porque los pacientes no reciben las inyecciones con la frecuencia que deberían, afirmó la academia. Muchos pacientes necesitan una inyección cada cuatro a ocho semanas.

Un nuevo método prometedor es un pequeño depósito de medicamento recargable que se implanta quirúrgicamente en el ojo, justo debajo del párpado. El dispositivo está lleno de una versión concentrada de un medicamento anti-FCEV, y lo administra en la parte posterior del ojo durante un periodo prolongado.

En lugar de una inyección cada seis a ocho semanas, los pacientes pueden recargarlo una o dos veces al año. La investigación muestra que muchas personas tratadas de esta manera pasan 15 meses entre tratamientos.

También se están investigando las terapias genéticas para permitir que los ojos fabriquen su propio medicamento anti-FCEV, señaló la academia.

Más información

El Instituto Nacional del Ojo de EE. UU. ofrece más información sobre la degeneración macular asociada con la edad.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Academy of Ophthalmology, news release, Feb. 11, 2021

Comparte tu opinión