No hay cambios en el número de recetas de opioides tras las cirugías, pero las dosis bajan

MARTES, 25 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Una nueva investigación canadiense ofrece noticias alentadoras en medio de las preocupaciones sobre la epidemia de opioides.

Los médicos están recetando una dosis más baja de analgésicos después de que los adultos mayores se someten a una cirugía, encontró el estudio. Pero no están emitiendo menos recetas de los fármacos, que son potencialmente adictivos.

No hay cambios en el número de recetas de opioides tras las cirugías, pero las dosis bajan

"Aunque es una buena noticia que se estén reduciendo las dosis de opioides en las recetas, el hecho de que el número en sí de recetas de opioides surtidas haya permanecido igual muestra que todavía hay una oportunidad para mejorar", señaló el autor del estudio, el Dr. Naheed Jivraj, miembro de medicina de la atención crítica de la Universidad de Toronto.

"Esto es particularmente cierto respecto a los procedimientos asociados con un dolor posoperativo bajo que se puede controlar con efectividad mediante medicamentos no opioides, como el acetaminofén y los antinflamatorios no esteroides [AINE]", comentó Jivraj.

Su equipo estudió los expedientes de más de 278,000 personas en Ontario, que tenían a partir de 65 años cuando se sometieron a uno de 14 procedimientos quirúrgicos, entre 2013 y 2019.

Entre sus procedimientos se incluyeron la extirpación de la tiroides, el apéndice, la vesícula biliar, la próstata, el colon y el seno, además de la reparación de hernias, la cirugía de corazón abierto, la histerectomía, y los reemplazos de cadera y rodilla.

Durante el periodo del estudio, más pacientes surtieron recetas de analgésicos no opioides, como el acetaminofén o un antinflamatorio no esteroide. El porcentaje aumentó de un 9 por ciento en 2013 a un 28 por ciento en 2019.

La mayoría de los pacientes también recibieron una receta que contenía un opioide. En 2013, un 76 por ciento recibieron una receta de un opioide, igual que un 75 por ciento en 2019.

En ese tiempo, la dosis promedio se redujo de 317 MME (por las siglas en inglés de miligramos equivalentes de morfina) a un promedio de 260 MME.

Los pacientes que se someten a ciertos procedimientos, por ejemplo la extirpación del apéndice o la tiroides, pueden en general aliviar su dolor con acetaminofén o un AINE. Pero el estudio encontró que pocos pacientes que se sometieron a estos procedimientos surtieron recetas de alternativas no opioides.

Los hallazgos se presentaron el sábado en Nueva Orleáns, en una reunión de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists).

Limitar el uso de opioides es importante, porque pueden tener unos efectos secundarios mayores, conducir a la adicción y, potencialmente, provocar una sobredosis letal.

"Nuestro estudio resalta cómo las prácticas de gestión del dolor postquirúrgico están cambiando", señaló Jivraj en un comunicado de prensa de la reunión.

"El aumento en los adultos mayores que surten recetas no opioides y las dosis más bajas de opioides podrían reflejar el desarrollo de unas directrices de emisión de recetas específicas para las cirugías, y el creciente uso de unos protocolos de Recuperación mejorada tras la cirugía, que son defendidos por los anestesiólogos, y otros programas que se enfocan en mejorar los resultados de los pacientes", anotó.

Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre la epidemia de opioides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Society of Anesthesiologists, news release, Oct. 22, 2022

Comparte tu opinión