¿Necesita un nuevo hígado? Las probabilidades de que sobreviva podrían depender de su raza

VIERNES, 13 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Los afroamericanos que reciben un trasplante de hígado tienen una tasa de supervivencia más baja que los pacientes hispanos o blancos, y un nuevo estudio sugiere que la enfermedad hepática relacionada con el alcohol y la cobertura de seguro son motivos clave.

"Nuestros hallazgos son una gran señal de alarma de que los médicos y otros profesionales de la atención de la salud deben hacerlo mejor en cuanto a la administración de una atención equitativa", señaló el líder del estudio, el Dr. Brian Lee, especialista en trasplantes de hígado de Keck Medicine de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles.

¿Necesita un nuevo hígado? Las probabilidades de que sobreviva podrían depender de su raza

El análisis de los datos de unos 47,000 pacientes que recibieron nuevos hígados entre 2002 y 2018 encontró que los receptores negros tenían un 15 por ciento más de probabilidades de fallecer en ese periodo que los pacientes hispanos o blancos.

Aunque la brecha en la supervivencia se redujo entre 2002 y 2009, y siguió sin cambios entre 2010 y 2013, empeoró entre 2013 y 2018, mostraron los hallazgos.

Tan solo de 2017 a 2018, los pacientes negros tenían unas probabilidades de fallecer tras sus trasplantes de hígado que eran un 60 por ciento más altas, en comparación con sus pares blancos, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 10 de agosto de la revista American Journal of Transplantation.

Los investigadores anotaron que la brecha en la supervivencia entre los receptores negros y los blancos aumentó junto con el número de años desde el trasplante.

Los autores del estudio también dijeron que los recipientes negros tendían a tener una enfermedad hepática más grave cuando recibieron el trasplante, y que murieron con una mayor frecuencia que los pacientes blancos por un rechazo agudo o crónico del órgano.

Dos factores significativos se vincularon con distintos resultados. El primero fue el daño hepático provocado por un consumo empedernido de alcohol antes del trasplante.

"La proporción de enfermedad hepática asociada con el alcohol entre los receptores negros de trasplantes de hígado casi se duplicó entre 2002-2005 y 2014-2018, lo que superó a un aumento relativo de un 36 por ciento en la enfermedad entre los receptores blancos de trasplantes de hígado", señaló Lee en un comunicado de prensa de la universidad.

Los receptores negros de órganos con enfermedad hepática asociada con el alcohol también tenían una tasa de supervivencia más baja que los receptores blancos con enfermedad hepática asociada con el alcohol.

El segundo factor importante fue el seguro. Los pacientes negros fueron más propensos que los blancos a tener un seguro de Medicaid, el programa federal que provee cobertura a los estadounidenses con unos ingresos bajos, en lugar de un seguro privado. En general, los pacientes con un seguro privado tenían unas tasas de supervivencia más altas que los que tenían Medicaid.

Lee dijo que a su equipo le sorprendieron los hallazgos, porque se han hecho numerosos esfuerzos en las dos últimas décadas por reducir la brecha racial en los resultados de los pacientes.

"Es esclarecedor que la disparidad no solo exista, sino que empeore", lamentó.

Lee añadió que esperaba que se realizaran inversiones en intervenciones que cierren la brecha en las tasas de supervivencia al trasplante.

Más información

La American Liver Foundation ofrece más información sobre los trasplantes de hígado.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Southern California, news release, Aug. 10, 2021

Comparte tu opinión