¡Muévase! Cualquier deporte puede reducir el riesgo de muerte precoz de los adultos mayores

JUEVES, 25 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- A continuación, una nueva receta para los adultos mayores que deseen vivir más tiempo y reducir sus probabilidades de fallecer de cáncer o enfermedad cardiaca: póngase su calzado para correr o coja esa raqueta de tenis.

Un nuevo estudio del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. encontró que las personas mayores que jugaban a deportes de raqueta reducían su riesgo de muerte en un 16 por ciento a lo largo de un seguimiento de 12 años. Correr redujo el riesgo en un 15 por ciento.

¡Muévase! Cualquier deporte puede reducir el riesgo de muerte precoz de los adultos mayores

Caminar, trotar, nadar largos o jugar tenis cada día son algunos de los deportes que los investigadores observaron, pero, apuntaron, cualquier actividad física moderada que se haga semanalmente es adecuada.

"Nunca es demasiado tarde para comenzar", aseguró la investigadora principal, Eleanor Watts, miembro postdoctoral. "Si está inactivo y es mayor, todavía puede obtener unas sustanciales recompensas al aumentar la actividad física".

El ejercicio incrementa la longevidad de varias formas, señaló. Reduce la grasa corporal, baja la presión arterial y disminuye la inflamación en el cuerpo. Y es muy posible que haya otros beneficios que las investigaciones futuras descubrirán.

Obtener los beneficios del ejercicio es solo cuestión de comenzar, enfatizó.

"Encuentre una actividad recreativa que le guste", dijo Watts. "No tiene que ser intensa. Es muy probable que incluso caminar 20 minutos al día sea efectivo".

En el estudio, su equipo recolectó datos de casi 273,000 hombres y mujeres de entre 59 y 82 años, que participaron en un estudio sobre la dieta y el ejercicio, copatrocinado por AARP y los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Los datos mostraron que las personas que corrían, iban en bicicleta, nadaban, hacían otros ejercicio aeróbicos, jugaban a deportes de raqueta, al golf o caminaban para mantenerse activas tenían un riesgo un 13 por ciento más bajo de morir durante el periodo del estudio, en comparación con las que no hacían ejercicio. La reducción del riesgo varió según el deporte.

El tipo de deporte también se vinculó con el riesgo de morir de enfermedades específicas. Jugar a deportes de raqueta redujo el riesgo de morir de una enfermedad cardiaca en un 27 por ciento, y correr redujo el riesgo de morir de cáncer en un 19 por ciento, mostraron los datos.

Las Directrices de Actividad Física para los Estadounidenses recomiendan que los adultos hagan de 2.5 a 5 horas de actividad física aeróbica de intensidad moderada por semana, o de 1.25 a 2.5 horas de actividad vigorosa.

Watts observó que hacer más reducía el riesgo de muerte temprana incluso más, pero las ganancias eran más pequeñas. Se alcanza un punto de rendimientos decrecientes, anotó.

Hacer incluso menos actividad que la cantidad recomendada tiene un beneficio. En comparación con las personas que no hacen ningún ejercicio, las que hacen algo de actividad física podrían reducir su riesgo de muerte precoz en un 5 por ciento, encontraron los investigadores.

El Dr. Benjamin Hirsh, director de cardiología preventiva del Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York revisó los hallazgos.

"Se ha demostrado esta evidencia en numerosas ocasiones en los pacientes con enfermedad cardiaca", aseguró.

Pero este es uno de los pocos estudios que muestran los beneficios de aumentar la actividad para los pacientes tanto con enfermedad cardiaca como con cáncer, dijo Hirsh. El mayor obstáculo es lograr que los pacientes cambien su estilo de vida y coman bien y hagan ejercicio, añadió.

"Lo que tiene una importancia tremenda es seguir los puntos básicos de la dieta y de una mayor actividad", aseguró. "La dificultad real de la medicina es lograr que los pacientes cambien su conducta. Es uno de los mayores desafíos para los médicos, incluso más que diagnosticar y tratar las afecciones raras".

El estudio se publicó en la edición en línea del 24 de agosto de la revista JAMA Network Open.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el ejercicio y la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Eleanor Watts, DPhil, MPH, postdoctoral fellow, division of cancer epidemiology and genetics, U.S. National Cancer Institute, Rockville, Md.; Benjamin Hirsh MD, director, preventive cardiology, Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; JAMA Network Open, Aug. 24, 2022, online

Comparte tu opinión