Muestran un vínculo entre una toxina de la carne poco cocida y unos tumores cerebrales raros

MARTES, 12 de enero de 2021 (HealthDay News) -- Un patógeno transmitido por los alimentos podría estar vinculado con un tipo raro de cáncer del cerebro en los adultos, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que las personas que tienen un glioma son más propensas a portar anticuerpos contra la toxoplasma gondii que un grupo similar sin cáncer. Esto indica que habían estado infectados con el parásito. Lo más común es que se adquiera de la carne poco cocida.

Muestran un vínculo entre una toxina de la carne poco cocida y unos tumores cerebrales raros

Los investigadores examinaron la asociación entre los anticuerpos contra la T. gondii medidos varios años antes del diagnóstico del cáncer y el riesgo de desarrollar un glioma. Los participantes del estudio provenían de un estudio de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) y del Banco de Suero Janus del Registro Oncológico Noruego.

"Esto no significa que la T. gondii categóricamente provoque glioma en todas las situaciones. Algunas personas tienen glioma sin anticuerpos contra la T. gondii, y viceversa", señaló en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana Contra El Cáncer el investigador, James Hodge, epidemiólogo de la sociedad.

"Los hallazgos sugieren que los individuos con una mayor exposición al parásito T. gondii son más propensos a luego desarrollar un glioma", señaló la coautora Anna Coghill, del Centro Oncológico e Instituto de Investigación H. Lee Moffitt en Tampa, Florida. "Pero se debe notar que el riesgo absoluto de ser diagnosticado con un glioma sigue siendo bajo, y que estos hallazgos se deben replicar en un grupo de individuos de mayor tamaño y más diverso".

El glioma es un cáncer que es relativamente raro, pero que con frecuencia resulta letal. Alrededor de un 80 por ciento de los tumores cerebrales malignos son gliomas. Tienen una tasa relativa de supervivencia a cinco años de apenas un 5 por ciento.

El estudio apuntó que la asociación entre los anticuerpos contra la T. gondii y el glioma fue similar en dos grupos de personas demográficamente distintos. Los casos de la sociedad oncológica implicaban a personas que tenían unos 70 años en el momento de la extracción de la sangre, mientras que los de la cohorte de Janus tenían una edad promedio de unos 40 años.

Estos resultados sugieren que reducir la exposición de este patógeno común transmitido por los alimentos podría resultar ser un factor de riesgo modificable de unos tumores cerebrales altamente agresivos en los adultos, según el estudio.

Los autores anotaron que "si estudios futuros replican estos hallazgos, unos esfuerzos continuos por reducir la exposición a este patógeno común ofrecería la primera oportunidad tangible de prevención de este tumor cerebral altamente agresivo".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la T. gondii.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American Cancer Society, news release, Jan. 11, 2021

Comparte tu opinión