Muchos trabajadores de hospitales con COVID no muestran síntomas

Muchos trabajadores de hospitales con COVID no muestran síntomas

Un nuevo estudio de 13 centros médicos de EE. UU. encuentra que un 6 por ciento del personal tuvo resultados positivos de una infección previa con el nuevo coronavirus, y que casi la mitad (un 44 por ciento) no tenían ni idea de que habían contraído el SARS-CoV-2 en algún momento.

En el estudio, las pruebas de anticuerpos en la sangre de más de 3,200 médicos, enfermeros y otros miembros del personal de hospital se realizaron entre principios de abril y mediados de junio. Más o menos 1 de cada 16 pruebas fueron positivas, encontraron los investigadores, y un 29 por ciento de esos resultados positivos fueron en personas que dijeron que no habían tenido síntomas que sugirieran a la COVID-19.

Las tasas de infección también variaron mucho entre los hospitales, entre apenas un 0.8 por ciento en un centro a más de un 31 por ciento en otro. Según el autor del estudio, es probable que esto refleje el nivel de coronavirus en circulación en la ciudad donde cada hospital ofrecía sus servicios.

Pero una cosa estuvo clara: el uso del personal de máscaras, batas, guantes y otros equipos de protección mantuvo bajas a las tasas de infección. Y cuando los hospitales se enfrentaron a la escasez del equipo de protección personal (EPP), las infecciones con la COVID-19 aumentaron.

"Un porcentaje más alto de participantes que reportaron una escasez de EPP tuvieron anticuerpos detectables del SARS-CoV-2 [un 9 por ciento] que los que no reportaron una escasez de EPP [un 6 por ciento]", informaron los investigadores, dirigidos por el Dr. Wesley Self, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee. Alrededor de un 12 por ciento de los trabajadores entrevistados en el estudio dijeron que ya habían experimentado alguna forma de escasez de EPP en su centro médico.

Un médico de emergencias que trabaja en primera línea de la pandemia se mostró de acuerdo en que la prevención es esencial.

"Contar con un suministro adecuado de EPP es vital para mitigar el aumento en el riesgo al que se enfrentan todos los trabajadores de la atención de la salud en primera línea", explicó el Dr. Robert Glatter, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Esto representa unas de las importantes dificultades continuas a las que se han enfrentado los hospitales y los centros médicos mientras la pandemia continúa", lamentó.

Las pruebas frecuentes de los trabajadores de la atención de la salud en primera línea también son esenciales para frenar los brotes pronto, porque "una alta proporción del personal con anticuerpos no sospechaban que habían estado infectados", indicó el grupo de Self.

"Lo importante es que los trabajadores de la atención de la salud no se conviertan en un reservorio para la propagación asintomática de la infección dentro del ámbito hospitalario o en la comunidad", añadió Glatter. "Como resultado, debemos invertir en pruebas frecuentes para estos trabajadores esenciales".

El nuevo estudio se publicó el 31 de agosto en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Comparte tu opinión