Muchos pacientes no necesitan opioides luego de una cirugía

Muchos pacientes no necesitan opioides luego de una cirugía

La epidemia de opioides ha sido fomentada, en parte, por la emisión excesiva de recetas de analgésicos. Pero un nuevo estudio encuentra que hasta la mitad de los pacientes en realidad quizá no necesiten las pastillas adictivas después de una cirugía.

El hallazgo podría cambiar el panorama de la atención postquirúrgica, señaló el investigador principal, el Dr. Michael Englesbe.

"Pensamos que una causa fundamental de la epidemia de opioides es que los pacientes que no han tomado opioides antes se expongan a los opioides, y que luego tengan dificultades para dejar de tomarlos después de una cirugía", planteó Englesbe, profesor de cirugía en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

Si los pacientes ven que no pueden dejar de tomar opioides por su cuenta, esto pueden pasar rápidamente a "un uso crónico de opioides, abuso, adicción y sobredosis", advirtió en un comunicado de prensa de la universidad.

Desde 2010, se ha instado a los médicos a recetar menos analgésicos narcóticos. Según los investigadores, los médicos de atención primaria han hecho caso, pero las recetas emitidas por cirujanos en realidad aumentaron en un 18 por ciento entre 2010 y 2016.

¿Pero los pacientes quirúrgicos necesitan todos esos opioides?

Para averiguarlo, Englesbe y sus colaboradores realizaron un estudio piloto sobre la gestión del dolor tras seis procedimientos quirúrgicos.

Encontraron que más de la mitad de los pacientes simplemente no necesitaban opioides postquirúrgicos para tratar su dolor.

El estudio incluyó un total de 190 pacientes, ninguno de los cuales había tomado opioides antes. Se sometieron a uno de seis tipos de cirugía: de vesícula biliar, tiroides, hernia, próstata, senos nasales o para perder peso.

Para manejar su dolor, los pacientes recibieron recetas de acetaminofén (una de las marcas es Tylenol) e ibuprofeno, más una receta limitada de "rescate" del opioide oxicodona (una de las marcas es OxyContin) si era necesario.

Se indicó a los pacientes que tomaran acetaminofén o ibuprofeno cada seis horas, y que escalonaran esos medicamentos a las tres horas.

En la semana después de la cirugía, se pidió a los pacientes que calificaran su dolor en una escala de 0 a 3, en que 0 era ningún dolor y 3 era un dolor intenso.

Entre 30 y 90 días después de la cirugía, también se preguntó a los pacientes cuántos opioides tomaban.

Los investigadores encontraron que más de la mitad (un 52%) de los pacientes no usaron ningún opioide en lo absoluto. El 48% que usaron opioides tomaron un promedio de apenas cuatro pastillas. La puntuación promedio de dolor de todos los pacientes fue de 1, y la de los que tomaron opioides fue de 2.

La mayoría de los pacientes dijeron que estaban "extremadamente satisfechos" con su tratamiento.

Englesbe enfatizó que "tan solo no dar opioides no es la respuesta, hay que suministrar la mejor atención para el dolor. Desde el principio, todo el mundo estuvo de acuerdo en hablar con los pacientes sobre su dolor e informarles que las operaciones duelen".

"Nuestra meta es que la mitad de las operaciones se realicen sin que los pacientes necesiten opioides, y que de cualquier forma reciban una excelente atención para el dolor", apuntó Englesbe. "Hay alternativas de los opioides para el dolor quirúrgico que funcionan bien, y deberíamos usarlas más".

Un especialista en el dolor que no participó en el estudio dijo que los hallazgo fueron "notables".

"Pone en duda las creencias prevalecientes sobre el rol mismo que los opioides deben tener en la gestión efectiva del dolor", dijo el Dr. Harshal Kirane, director de servicios de la adicción en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

"La gestión juiciosa de los opioides es cada vez más una responsabilidad compartida entre los emisores de recetas y los pacientes", dijo Kirane. Añadió que hay "opciones útiles para aliviar el dolor" que van más allá de los opioides, "y que abarcan desde medicamentos hasta alternativas no farmacológicas".

El informe se publicó en la edición en línea del 31 de mayo de la revista Journal of the American College of Surgeons.

Más información

La Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists) ofrece más información sobre la gestión del dolor postquirúrgico.

Comparte tu opinión