Muchos médicos no animan a que se vacune contra el VPH de forma igualitaria. Estos son quienes no se vacunan

Muchos médicos no animan a que se vacune contra el VPH de forma igualitaria. Estos son quienes no se vacunan

LUNES, 26 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Los chicos adolescentes de Estados Unidos son menos propensos que las chicas a vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH), porque muchos médicos no recomiendan la vacuna a los padres de los chicos, indican unos investigadores.

El VPH es un virus trasmitido sexualmente que puede provocar cáncer de cuello uterino, de vulva, vaginal, de pene, anal, de boca y de garganta. La vacuna contra el VPH se recomienda como vacuna rutinaria en la niñez.

"Está claro que los médicos deben hacer una recomendación firme a los padres de los chicos y de las chicas", planteó la autora del estudio, la Dra. Anna Beavis, oncóloga ginecológica en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"También deben recordar a los padres la importancia de recibir todas las dosis, lo que hace que la vacuna sea lo más efectiva posible en la prevención del VPH", añadió.

Se recomienda que todos los niños de entre 11 y 12 años se vacunen. Las vacunas contra el VPH se pueden administrar en 3 dosis si empiezan después de que los niños cumplan los 15 años, o solo dos dosis si se empieza antes, dijo Beavis.

Para realizar el nuevo estudio, los investigadores analizaron los datos de una encuesta nacional sobre las vacunas de 2015 realizada a los padres estadounidenses de adolescentes de 13 a 17 años.

Uno de cada 5 padres de chicos adolescentes dijeron que no tenían pensado que su hijo se vacunara contra el VPH principalmente porque su médico no se lo recomendó. Eso fue así para apenas 1 de cada 10 padres de chicas adolescentes.

Los hallazgos se presentaron el domingo en la reunión anual del Sociedad de Oncología Ginecológica (Society of Gynecologic Oncology) en Nueva Orleáns.

La encuesta también reveló la falta de conocimiento de los padres con respecto a la vacuna contra el VPH.

"En general, la razón más habitual por la que los padres no vacunan a los chicos y a las chicas fue una idea errónea de que la vacuna contra el VPH no es necesaria", dijo Beavis en un comunicado de prensa de la sociedad. Esta razón fue reportada por el 20 por ciento de los padres de las chicas y 1 de cada 10 padres de chicos.

El estudio también encontró que los padres de las chicas eran más propensos que los padres de los chicos a preocuparse por la seguridad y los efectos secundarios de las vacunas, y a creer que la vacuna no era necesaria porque su hijo no era sexualmente activo.

Claramente, hay una necesidad de que los médicos eduquen a los padres sobre la necesidad y la seguridad de la vacuna", dijo Beavis.

"Desafortunadamente, las tasas de vacunas contra el VPH en EE. UU. siguen quedándose por detrás de las de otros países occidentales", dijo. Los datos más recientes de 2016 "muestran que solo el 65 por ciento de las chicas habían iniciado la vacunación contra el VPH, frente al 56 por ciento de los chicos".

Esas tasas podrían mejorarse si los médicos recomendaran con firmeza a los padres que sus hijos se vacunaran contra el VPH, señaló Beavis.

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que son revisadas por profesionales y publicadas en una revista médica.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la vacuna contra el VPH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión